Signifido de Altar

¿Qué es un altar?

Se denomina altar a la parte de la iglesia en donde se ubica generalmente el sacerdote para llevar adelante la misa, la prédica y demás actos religiosos. Normalmente lo componen una mesa (la mesa consagrada o altar propiamente dicho), la base, el retablo y el sagrario.

(Desde el altar el sacerdote da la misa)

(Desde el altar el sacerdote da la misa)

También se le llama “altar” a la piedra o montículo de cierta altura donde en la Antigüedad se celebraban ritos religiosos, como sacrificios u ofrendas dedicados a las divinidades. Etimológicamente esta palabra se vincula con altus, que remite a la idea de altura y da origen, por esta razón, a muchas otras palabras del español actual, como altanero, altivo y exaltar.

En las iglesias importantes suele haber un altar mayor o principal, fijo,  y otros altares menores, a menudo móviles. De acuerdo con las prescripciones pontificias el altar mayor debe estar libre por todos los lados, dejando espacio suficiente para que el consagrante se mueva con comodidad  a su alrededor.

Debe ser un sitio prominente, no solo por su posición de privilegio, sino también por la riqueza de sus materiales y su fina ornamentación. Como bien se sabe, se usa la expresión “pasar por el altar” para dar a entender que una pareja finalmente decide formalizar su unión sentimental tomando el sacramento del matrimonio.

Altares de muertos: un símbolo mexicano

El Día de Muertos o Día de los Muertos (2 de noviembre) es una de las tradiciones más representativas de México y se vincula con el mestizaje entre los aborígenes mexicanos y los españoles. En esa fecha, en la mayoría de los hogares mexicanos se colocan ofrendas  florales y alimentos para rendir tributo a los antepasados ya fallecidos en unos altares especialmente preparados para la ocasión, los denominados “altares de muertos”,  construcciones simbólicas que mantienen vivas las creencias mesoamericanas.

Los altares de muertos más comunes son los de dos, los de tres y los de siete niveles. Los de dos niveles representan la división del cielo y la Tierra, mostrando generalmente  las bondades de los cielos, como la lluvia, y los frutos de la tierra.

Los de tres niveles se interpretan de distintas formas: como representación del cielo, la Tierra y el inframundo; como Tierra, purgatorio y reino de los cielos, o bien como los elementos de la Santísima Trinidad.

Los de siete niveles son los más comunes, representan los siete niveles que debe atravesar el alma para poder llegar al descanso o paz espiritual. Se asocia el número siete con el número de destinos que, según la cultura azteca, les estaba asignado a los diferentes tipos de muerte.

Altares y santuarios

A menudo se realizan altares o santuarios para rendir homenaje a figuras muy queridas por un vasto número de personas que han pasado a la eternidad de forma trágica. En esos casos, el altar se va formando de manera más bien espontánea, pues la gente se acerca a determinado sitio simbólico (por ejemplo, un lugar próximo a donde la persona se accidentó y murió, o a donde vivía), y allí los seguidores van depositando velas, ofrendas florales, notas, cartas, fotos y demás expresiones de afecto, transformándose ese sitio en una suerte de altar popular.

Por ejemplo, existe un altar improvisado en el Puente del Alma de Paris, donde murió trágicamente  la Princesa Diana de Inglaterra (más conocida como Lady Di), tan querida por el pueblo británico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>