Significado de Cronopio

La palabra cronopio posee, al menos, dos significados, que es válido referir. La mayoría de las personas relacionan esta palabra automáticamente con el autor argentino Julio Cortázar, pero además un cronopio es un animal prehistórico.

Los cronopios son una especie de mamífero que se ha extinguido, que vivió en la actual zona de América del Sur en el período Cretácico. Los fósiles de esta especie fueron encontrados en la zona del Río Negro en la Patagonia de la República Argentina.

El nombre que se le dio a esta criatura prehistórica fue idea de Guillermo W. Rougier, Sebastián Apesteguía y Leandro C. Gaetano, quienes lo hicieron en base al nombre de los seres que aparecen en la obra de Julio Cortázar. El nombre completo es Cronopio dentiacutus debido a los dientes afilados que tenía este mamífero. Según el paleontólogo, Guillermo W. Rougier, este animal prehistórico tendría una forma similar al personaje de las películas de “La era de hielo”, Scrat, la famosa ardilla algo demente que aparece en todas las películas tratando de conseguir una gran bellota, pero siempre le sucede algo malo.

Julio Cortázar y sus cronopios

Julio Cortázar es un gran escritor argentino que se destacó principalmente por sus cuentos de estilo surrealista y elementos fantásticos con abundante originalidad. En 1962 publicó el libro Historias de Cronopios y de Famas, que sorprendió y a la vez generó muchas dudas en el público lector.

Cronopio

(Cronopios de Cortázar.)

¿Qué son los cronopios?

El escritor utilizó el término por primera vez para referirse a Louis Amstrong en el año 1952 antes de un concierto. Al decir que el músico era un “enormísimo cronopio” dejó a todos perplejos. En futuras entrevistas Julio Cortázar explicó que se le había ocurrido dicha palabra un rato antes cuando imaginó pequeños globos verdes que flotaban en el teatro que se hallaba por entonces casi vacío. Explicó que el término no tiene que ver con el tiempo y, luego, en sus escritos, los describió como seres verdes y húmedos.

Con respecto a la personalidad de los cronopios, podemos leer que son seres ingenuos e idealistas, desordenados y poco convencionales y a la vez sensibles. En contraste con los cronopios existen unos seres llamados “famas”, los cuales son rígidos, sentenciosos y rígidos. Las “esperanzas” son seres simples, ignorantes, aburridos y perezosos.

Para el autor, escribir sobre estos seres ha sido como un juego, sin buscar un mensaje metafísico oculto o una taxonomía universal de los seres humanos. Él mismo es un cronopio, un ser marginal que aparenta estar loco, un poeta sin miedos. Las famas son quienes mantienen el orden del mundo y las esperanzas son quienes se dejan llevar por los cronopios y por las famas. Imposible de explicar con exactitud qué son estos seres, siempre ha dicho Cortázar que ni él mismo puede explicárselo.

Un cronopio es como un dibujo realizado fuera del margen de la hoja, es decir, fuera de las reglas y líneas de la sociedad. Un artista, un idealista, un músico, un poeta, una persona que no pretende estar atado a las normas de la sociedad, sino ser creativo y libre, como si fuera un loco, pero de ningún modo lo es. El mundo está lleno de cronopios, pero está lleno de famas también, así como de esperanzas. Quienes lean a Cortázar seguramente tengan más de cronopio que de fama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>