Significado de default

El término default es utilizado en finanzas para referirse a una deuda existente donde el prestatario no puede hacer frente a sus obligaciones.

Otra definición posible es: la suspensión de pagos, impago, insolvencia o cesación de pagos a la imposibilidad por parte de una persona, Estado, empresa, etcétera, para cubrir monetariamente una deuda que se tiene con los acreedores por la falta de dinero (liquidez).

Cuando existe una deuda de este tipo se debe tratar de negociar entre ambas partes cómo saldarla y llegar a un acuerdo bajo supervisión judicial. La suspensión de pagos se puede producir con diferentes tipos de deudas, pueden ser bonos, préstamos o hipotecas.

El default y la deuda externa

Esta/s palabra/s se suelen utilizar en la economía internacional para señalar la falta de pago de la deuda externa.

Un problema de este tipo puede solucionarse de dos modos:

  • Con la liquidación de activos de la sociedad y aunque es un método drástico, la sociedad podrá seguir funcionando, aunque viéndose activada.
  • Se puede llegar a un acuerdo con los acreedores, denominados de quita y espera, donde se trata de reducir los créditos o bien de atrasar el vencimiento de la deuda. Si se llega a este tipo de acuerdos es porque los acreedores prefieren ir cobrando de a partes o cobrar más tarde de lo esperado antes que no cobrar nada, aunque sí se verá afectada la parte acreedora.

Diferencia entre suspensión de pagos, quiebra e insolvencia

Existe una diferencia entre estos términos y está en que en el default el deudor tiene suficientes activos para hacer frente a sus deudas, pero sus activos no son lo suficientemente líquidos, o sea que más allá de no poder dar el dinero al contado para esa deuda, puede seguir haciéndose cargo de otros gastos.

Por otro lado, la quiebra es definitiva y la suspensión de pagos es momentánea.

O sea, existen recursos que tienen un gran valor y con los que podrían hacer frente a esa deuda, pero no el dinero en sí.

La insolvencia es la incapacidad de una entidad o persona de pagar sus deudas.

Default privado y sovereign default

Las empresas privadas prefieren no mantener deudas, pero hay casos en los que las contraen para poder pasar alguna mala situación, si así fuera se está hablando del default privado, en cambio cuando quienes contraen una deuda son los Estados, hablamos del sovereign default.

Este segundo caso es distinto legalmente porque el acreedor no puede demandar al país deudor ni quedarse con sus activos, la única opción es entrar en una negociación para arreglar una forma de pago.

Sin embargo, el hecho de que una nación decida no pagar no significa que no haya algún castigo para la misma. Es más, podría haber:

  • Embargo de activos (en el caso de existir inversiones en bancos extranjeros)
  • Exclusión de futuros préstamos (se excluye a ese país del mercado internacional durante un lapso de tiempo)
  • Reducción de las ganancias del comercio internacional (pierde ese país el acceso a la financiación exterior o impone barreras al comercio con el país acreedor).

La decisión de pago será pensada en base al coste-beneficio del país que haya contraído la deuda, porque hay casos en los que llegando a un cierto monto adeudado es beneficioso directamente no pagar. Una vez que se superan determinados niveles de deuda, los costes y beneficios cambian de diversas formas.

Países que entraron en Default

Default

(Default en Argentina)

Resumiendo, el costo de no cumplir con una deuda no aumentará tan rápido como el beneficio que recibe ese país por abonar el total.

Los prestamistas conocen este hecho, por eso son prudentes a la hora de accionar.

Algunos ejemplos de países que se encuentran manteniendo actualmente una deuda con otros Estados son: Argentina, Uruguay, Ecuador e Indonesia.

En algunos, como en el caso de Argentina, vemos que por verse afectada la economía, el país enfrente crisis a nivel social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>