Significado de Equidad de género

La igualdad o equidad de género es sin duda una de las deudas pendiente de la sociedad en general. Si bien es cierto que se han logrado muchos avances en cuanto a los derechos de la mujer, esto no es en todas las sociedades igual ni de la misma forma. Aunque generalmente se encuentra encausada por agrupaciones feministas en la mayoría de los casos, es una causa que trasciende a las agrupaciones políticas e interpela a la sociedad toda. La equidad de género es la meta final de feminismo, la cual pone en igual nivel a hombres y mujeres.

¿Qué es la equidad de género?

Si bien es cierto que hablamos de igualdad de género indistintamente, es bien sabido que la sociedad favorece claramente a la posición del hombre (heterosexual) sobre la posición de la mujer, aunque puede ejercer sobre estos últimos un cierto poder de coacción al considerar ciertas características como intrínsecas a la masculinidad (la pasión por el deporte o los autos,por ejemplo) al punto de poder hablar de “heteronorma”. El término heteronorma hace referencia al conjunto de características que un hombre debe poseer para ser considerado propiamente como tal, para no recibir ningún tipo de rechazo explícito o implícito.

Es importante la diferencia entre sexo y género. Cuando se habla de sexualidad se hace referencia a una característica meramente biológica, mientras que el término género hace referencia a la construcción simbólica del sujeto, a su identificación y preferencia sexual independientemente de su sexo biológico. Como sabemos, no siempre el sexo coincide con el género; tal es el caso de los transexuales, quienes se sienten miembros del sexo opuesto al que han nacido, ya sea hombre o mujer.

Esto es un punto fuerte de debate con las sectores de la sociedad más conservadores, principalmente los religiosos. Muchos de ellos ven en esto la amenaza a la familia tradicional tal y como la conocemos, arremetiendo contra los valores clásicos que han regido a la sociedad durante mucho tiempo.

Equidad de género

(Equidad de género)

Una de las principales conquistas obtenida por las mujeres en cuanto a la posición en la sociedad fue la conquista del voto. Esto se fue desarrollando en distintos sectores del hemisferio a lo largo de distintos años, pero podemos afirmar que al menos en Occidente todas las mujeres podían emitir su voto para elegir representantes a partir de la segunda mitad del siglo XX.

La lucha por la equidad de género es una tarea muy difícil, ya que los roles que cumplen los hombres y las mujeres dentro de la sociedad se encuentran preestablecidos de manera tal que lo interiorizamos desde el nacimiento hasta que morimos, ya sea desde el uso del color rosa para las nenas y el celeste para los nenes, como el gusto por el fútbol para los hombres y la cocina para las mujeres. Por lo tanto, ciertos temas de debates que se plantean como obvios, suelen ser un terreno de disputa para las agrupaciones que intentan conseguir una mayor equidad.

La sociedad ha dado distintos avances en cuanto a esto, principalmente en las tareas domésticas. Si bien existen resabios del patriarcalismo más burdo, principalmente en las regiones más aisladas y tradicionalistas, hoy en día muy pocos creen que el lugar de la mujer sea la cocina.

Por poner tan sólo un ejemplo, en América Latina encontramos tres presidentes mujeres ejerciendo el cargo. Esto sin nombrar la infinidad de intelectuales, políticas y participantes destacadas de la cultura universal que ha aportado el género femenino. Esto se ha ido acompañando por una continua lucha de las agrupaciones de izquierda y feministas, quienes luchan por un acompañamiento legislativo además de un cambio en la conciencia de la sociedad.

En Internet existe un debate profundo sobre la equidad de género, el feminismo y el machismo. Muchos consideran al feminismo como la exacerbación del lugar de la mujer, buscando los mismos privilegios que los hombres. Así, el feminismo sería un machismo pero al revés. Incluso se ha hecho popular el termino “feminazi” en referencia a aquellas mujeres que llevan su feminismo ideológico hasta las últimas consecuencias.

Esto no hace más que desvirtuar la problemática y lleva la situación a un absurdo “mujeres vs hombres”. Es importante destacar que no se trata de una lucha sobre sexos, sino que sólo se busca equidad en todos los planos.

Es importante aclarar que, más allá de estas dispuestas triviales sobre términos, la equidad de género es una tarea que debemos tomar todos para formar una sociedad más justa y equitativa. El acoso callejero, por ejemplo, o que las mujeres perciban un salario menor por las mismas tareas, son problemas que la sociedad toda debe afrontar. Aún queda mucho camino por recorrer, a pesar de los avances logrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>