Significado de Equidad

¿Qué es la Equidad?

El significado del término equidad puede rastrearse en su etimología: proviene de la raíz latina aequitas-atis, y esta, a su vez, del término griego “epiekeia”, que remite a la idea de la virtud de lo justo, es decir, de que cada uno reciba lo que le corresponde. Si cada cultura se comporta con valores distintos, la nuestra lo hace en general tomando como un valor positivo la igualdad, no en lo que refiere al modo de pensar o a cuestiones de identidad o de gustos, pero sí respecto de las oportunidades de progreso y frente a la justicia.

La Equidad en la distribución de la riqueza

Por ello es que la equidad implica que no existan diferencias demasiado grandes entre lo que las personas tienen; pues no se considera justo o equitativo que algunos ciudadanos no vean satisfechas sus necesidades más básicas, mientras que otros tienen tanto que se dan el lujo de derrochar.

Significado de equidad. Imágen.

Significado de equidad. Imágen.

De este modo, la equidad tiene mucho que ver con la acción distributiva. El espíritu de esta valoración positiva de la equidad se puede ver en la mayoría de las religiones, y son muchos los pasajes de la Biblia que fomentan la solidaridad y la equidad. Sin embargo, en la actualidad los países no se rigen en general por la ley religiosa, sino que por el contrario los que determinan las obligaciones de los ciudadanos son los Estados: por lo tanto, debe mencionarse una dimensión política de la equidad, materializada en la acción de los gobiernos al cobrar impuestos, intentando que los que más tienen ayuden a satisfacer las necesidades de los que menos tienen. A través de la recaudación impositiva el Estado sostiene parte del presupuesto para la educación, la salud y la vivienda, y también se generan recursos con otros fines.

El principio de ‘a cada quien según su necesidad, de cada quien según su capacidad’ está en la base de la ideología socialista, acatada por algunos países del mundo, y en algunos casos se ha recurrido a la confiscación de bienes con este fin. A menudo los detractores de esta postura no lo hacen por estar en contra de la equidad en sí, sino porque consideran que la confiscación compulsiva de bienes atenta contra el crecimiento y a la larga desemboca en una igualación en la pobreza, y no en la riqueza. El coeficiente de Gini es un instrumento económico que apunta a medir la distribución de la riqueza de un país, con un valor que oscila entre 0 (todos los individuos tienen el mismo ingreso) y 1 (una persona tiene todo el ingreso de la sociedad).

Equidad de género

De todos modos, la equidad se respeta en toda situación en la que subyace como valor central la justicia y la igualdad. La equidad de género, por ejemplo, es la defensa y la lucha por la igualdad entre los hombres y las mujeres con respecto al acceso y el control de distintos espacios en la sociedad, como pueden los ámbitos laborales, el ejercicio de cargos públicos, etc.

Así, el voto femenino en la mayoría de los países fue un logro relacionado con la equidad de género, al igual que considerar al hombre como parte responsable de la familia y con obligaciones concretas respecto de los hijos (pago de cuota alimentaria en caso de divorcio). Es claro que el derecho es un instrumento central para la justicia y, por ende, para la equidad, y también debe decirse que en circunstancias de vacío legal, el principio de la equidad puede operar a favor del sujeto, siempre en el marco del respeto al derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>