Significado de Estrella

¿Qué es una Estrella?

Una estrella (del latín stella) es un bola o esfera de plasma que mantiene su forma gracias a su enorme fuerza de gravedad. La ciencia que se encarga del estudio de las estrellas es la astronomía, a través del uso de instrumentos tales como los telescopios y radiotelescopios.

En un sentido más amplio y general, se denomina estrella a cada uno de los cuerpos celestes que brillan por la noche, con la excepción de la Luna.  Por otro lado, se suele denominar como estrella a aquellas personas que son sumamente famosas y reconocidas, fundamentalmente a actores o músicos, y también se utilizan estrellas para catalogar y designar la calidad del servicio y la infraestructura de los hoteles (por ejemplo, un hotel de cuatro estrellas se considera superior a uno de dos estrellas).

(Nuestro sol también es una estrella.)

(Nuestro sol también es una estrella.)

Características de las estrellas

Las estrellas son objetos de inmenso tamaño que brillan con luz propia, y están compuestos por enormes cantidades de materia que se encuentran en un estado de plasma (un estado de la materia que se da en presencia de enormes temperaturas y una gran presión). En el interior de una estrella las condiciones son tan extremas que se produce un fenómeno conocido como fusión nuclear, por el cual los elementos químicos más livianos (tales como el hidrógeno y el helio) se combinan para dar lugar a los elementos más pesados.

Las estrellas se distribuyen en su mayoría en grandes agrupaciones denominadas galaxias, que se encuentran a lo largo de todo el Universo. Muchas estrellas también están rodeadas de nubes de polvo, planetas y cinturones de asteroides, que se forman a lo largo de millones de años.

Evolución estelar

Las estrellas se originan a través del colapso de enormes masa de polvo y gas interestelar, a las que se denomina generalmente como nebulosas estelares. Cuando esto ocurre, la creciente fuerza de gravedad arrastra enormes cantidades de materia hasta que la presión y temperatura son suficientes para iniciar la reacción en cadena. Las estrellas liberan una inmensa cantidad de energía, básicamente bajo la forma de luz y calor.

Mientras este proceso de reacción nuclear se mantenga, la estrella se encuentra en un estado de equilibrio, pudiéndose dar situaciones excepcionales en la cual la estrella libera una gran cantidad de energía velozmente, aumentando su brillo, lo cual se conoce con el nombre de nova. La forma de las estrellas también va cambiando con el tiempo a medida que cambia el ritmo de producción de energía.

Finalmente, cuando las estrellas agotan su combustible, puede disminuir su tamaño y su luminosidad hasta transformarse en una enana blanca, o bien dilatarse y explotar en una supernova, que arroja enormes cantidades de elementos pesados al espacio y libera inmensas cantidades de energía.

Tipos de estrellas

Las estrellas se pueden clasificar en diversas categorías, según se priorice su tipo espectral, la clase de su luminosidad, su tamaño, etc. Las estrellas pueden pasar de una categoría estelar a otra durante su evolución. Por ejemplo, nuestro Sol (alrededor del cual se estructura el Sistema Solar) es una estrella de tipo G (debido a que tiene un espectro amarillo), con una temperatura aproximada de 6000 grados centígrados y de pequeño tamaño y baja luminosidad (por lo cual se la considera una estrella enana).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>