Significado de Ética profesional

La ética, en resumidas cuentas, es un estudio moral acerca de lo racional y lo mejor para el hombre. En todos los aspectos de la vida hay ética: es necesario razonar para poder llevar una vida feliz. Por eso mismo, es indispensable llevar esta práctica hacia el ámbito profesional. A continuación se desarrollará la ética profesional.

La ética profesional, también conocida como ética laboral o ética aplicada, es una rama profesional que se dedica al estudio y crítica de casos  específicos y populares, en los que se debate acerca de los que se debería hacer. Por ejemplo, en la ética profesional médica se debate sobre temas como el aborto o la eutanasia. También hay ética aplicada hacia el servicio militar, en donde se busca que los soldados basen sus acciones en una serie de valores y/o reglas.

Historia de la ética

Para su mejor estudio, debemos remontarnos al origen de la ética.

La ética apareció en por primera vez en la Grecia Clásica, surgiendo de la madre de las ciencias, la filosofía. El precursor más importante de esta época es Aristóteles. En su tratado “Ética nicomáquea”, él habla sobre el ser humano. Este tratado propone que el hombre siempre está en búsqueda de su bienestar. Él interpreta este “bienestar” como el cumplir con nuestra tarea (la actividad en la que somos mejores).

Siguiendo en el tiempo, nos encontramos con la Edad media. Aquí, esta ciencia (junto con el resto de ellas) tuvo un giro hacia el catolicismo. Durante esta época, el bien al que el hombre apunta se encuentra en la divinidad: en vida, apunta hacia la perfección, efectuando su trabajo hasta la muerte, donde encuentra el bien superior.

En el siguiente período, la Edad Moderna, en base a todo el material heredado de la Grecia clásica e ignorando casi completamente lo impuesto en la Edad Media, se reforzaron y expandieron los conocimientos. Entre los destacados éticos de la época, se encuentran René Descartes, con su obra “Discurso del método para dirigir bien la razón y hallar la verdad en las ciencias”, que aportó mucho al mundo de la ética, ofreciendo una forma práctica de obtener verdades.

Desde el fin de la Edad Moderna hasta el día de hoy, se han maximizado los conocimientos éticos. Aparece gracias a distintos autores, como Scheler y Badiou, que hay una gran repercusión en lo que concierne a la influencia de las emociones; y la facultad de decisión y sentido de la responsabilidad.

Ética profesional y ética laboral

Ética profesional

(Ética profesional)

Para ciertas personas, trabajar es una obligación que todos tenemos, impulsada por la necesidad, es una forma que tienen los ciudadanos de adquirir dinero con el cual serán capaces de afrontar la cobertura de sus necesidades. A veces, la idea que poseemos de empleo no es lo que se expone en la realidad. Trabajar es expresar creatividad y capacidades de nuestro interior. Es una forma de desarrollar la gran capacidad física y mental que todos los seres humanos poseen.

Cuando una persona adquiere un empleo, expresa un sentimiento de autorrealización y satisfacción. Logra desarrollar todo su potencial intelectual haciendo que el mismo crezca cada vez más. El empleo es la expresión de uno mismo.

Más allá de que el empleo brinde un ingreso económico, es la expresión de una fuerte vocación y servicio, siendo útil para los demás y para la persona en sí.

Existe un problema común que abarca toda la sociedad, y es que muchas personas no están satisfechas con el empleo que poseen, es entonces cuando trabajan de mala manera, forzosamente; otorgándoles tristeza y desilusión. Algunas personas sólo realizan el empleo por la necesidad económica, para mantener sus familias, o para cumplir sus necesidades y deseos. Esta persona vivirá triste hasta que no encuentre cuál es su verdadera vocación, aquella que lo hará sentirse satisfecho y realizado.

Características para el desarrollo laboral y profesional

  • Realizar una actividad de importancia todos los días
  • Pensar de forma optimista y productiva
  • Tratar de lograr que las demás personas participen y se vean involucradas en el proyecto
  • Impulsar la libertad de acción y la iniciativa
  • Inspirar confianza y no desperdiciar el tiempo
  • Tener fijas las metas del empleo
  • Mantenerse firme en una actitud positiva y caritativa hacia los demás
  • Contar con toda la información necesaria para realizar la toma de decisiones
  • Asimilar y afrontar los problemas, promoviendo la discusión de los mismos
  • No tratar de reducir gastos a toda costa buscado una mayor productividad
  • No dar órdenes
  • Tratar de relacionarse con los demás, formando equipos de trabajo
  • Brindar al cliente la razón, en todos los casos
  • No poseer más de dos objetivos fijos
  • En caso de ser gerente, informe, entrene y conceda libertad de acción al personal a cargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>