Significado de existencialismo

El existencialismo es una corriente filosófica que busca llegar al conocimiento de la realidad por medio de la experiencia.

Existen tres tipos de escuelas pertenecientes al existencialismo, estas son:

  • Existencialismo cristiano
  • Existencialismo agnóstico
  • Existencialismo ateo

Historia del existencialismo

Se originó durante el siglo XIX con Friedrich Nietzsche, Soren Kierkegaard y Arthur Schopenhauer, ésta se extendió avanzado el siglo XX con filósofos como Jean Paul Sartre, Martin Heidegger, Miguel de Unamuno, Karl Jaspers, Albert Camus y Simone de Beauvoir.

Hay quienes señalan que su origen es mucho más antiguo y ha ido avanzando a lo largo de la historia del hombre, porque los temas que trata son esenciales para los sujetos, algo que pasa a formar parte de los cuestionamientos propios, como:

  • La búsqueda del sentido
  • La angustia
  • La esperanza
  • El duelo

El enfoque de los filósofos existencialistas fueron, en primer lugar, el análisis de la condición del hombre, la responsabilidad, las emociones, la individualidad, la libertad y la vida.

Hubo dos hitos fundamentales, unos verdaderos atentados contra la humanidad, los cuales hicieron durante el siglo XX acuñar el nombre de existencialismo. Se trata de la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Con el peor exterminio de humanos a manos de humanos, las únicas preguntas que resonaban en el silencio del pensamiento eran ¿para qué sirve la vida?, ¿qué sentido tiene?, ¿dónde está la libertad? ¿existe de verdad?

Durante el vigésimo centenario, esta corriente filosófica reacciona frente a lo que hasta ese entonces se conocía como filosofía (tradicional). Por ejemplo, los manifiestos del racionalismo y empirismo.

Mientras éstos buscaban legitimar un orden del conocimiento para acceder a una realidad universal, los existencialistas se sumergían en lo vivencial, dando importancia plena a los conflictos internos subjetivos de cada ser, los dilemas, el caos, la estupidez, la relación del hombre con Dios, la no creencia, el tiempo, entre otros.

Lo importante aquí no es lo externo, sino la interacción y la interpretación que la propia persona realiza para hallar un equilibrio o un sentido.

Juan Paul Sartre sostenía que la existencia precede a la esencia, lo que causó controversia con el mundo religioso, quienes lo tomaron como ofensa hacia los dogmas, ya que en este sentido Dios es adquirido en la mente de los sujetos por aprendizajes (o invenciones) de otros que ya han comenzado a vivir desde antes.

Escuelas existencialistas

  • Existencialismo cristiano:  mantiene que la trascendencia del hombre puede ser posible si se reencuentra con la fe en Dios.
  • Existencialismo agnóstico: sostiene que la existencia o no de Dios es totalmente irrelevante para el hombre, quien existe independientemente de él.
  • Existencialismo ateo: excluye de sus postulados cualquier hecho metafísico o religioso, se opone totalmente al cristiano.

La existencia

En el terreno exclusivo de los existencialistas, este concepto tiene un significado propio, que hace referencia al modo de ser propio del hombre. A su vez el hombre es sinónimo de existencia y ambos incluyen los conceptos tanto de libertad como consciencia.

El hombre existe cuando logra, mediante su relación con el mundo y sus experiencias, formarse a sí mismo. Las personas toman decisiones, hacen elecciones teniendo en cuenta sus intereses, motivaciones, incluso miedos, frustraciones, esto conforma lo que es su ser y por consiguiente, su libertad.

Heidegger, por su parte, sostiene que la existencia del hombre no precede a la esencia, como señalan los otros existencialistas como Sartre, ya que esencia es para él igual a la misma existencia y no pueden ser concebidas ni entendidas por partes separadas.

Por tanto, existir no sólo es “estar” en el mundo, sino que también lo es la interacción con otros seres y con el entorno. Esta relación es importante para trascender, es decir, salir de la propia conciencia para adentrarse en el mundo.

El sujeto es activo en este sentido, construye su espacio en la vida mediante esta dinámica.

La angustia

(Sartre, referente del existencialismo)Este es un sentimiento que no solo es básico, sino que permite que la humanidad pueda comprender mejor la existencia, pues es aquí cuando se enfrenta al miedo frente a algo que desconoce, que no tiene forma, que no puede ver y ni siquiera sabe hacia dónde va o por qué.

Para Jean Paul Sarte, la angustia es lo que es el hombre, ya que es el miedo a uno mismo, por eso no se puede externalizar o enfocar en algo concreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>