Significado de feminismo

Se llama feminismo al conjunto de ideologías y de diversos movimientos políticos, económicos y sociales cuyo fin es lograr una igualdad entre los hombres y mujeres con respecto a los derechos.

Esta palabra proviene del latín “femina” que quiere decir mujer, e “ismo” que significa adhesión a un partido o doctrina.

El feminismo y su movimiento político ha dado inicio al desarrollo de varias teorías sociales, por ejemplo, aparecieron materias de estudio relacionadas con el tema, siendo sus principales exponentes la historia del feminismo, los estudios de género y la teología del feminismo.

Gracias al gran alcance y repercusión que ha tenido este movimiento, la sociedad ha avanzado consiguiendo logros muy importantes, como los derechos reproductivos, el voto de las mujeres y la igualdad de hombre y mujer ante la ley, entre muchísimos otros.

Desde una vista masculina, ciertos autores como Warren Farrel afirman que el movimiento feminista solo realiza acciones para liberar a las mujeres de su rol femenino y no hace nada para que el hombre salga de su papel masculino.

Es de gran importancia destacar que hay hombres feministas, esto quiere decir que apoyan al movimiento y su ideología. Así también, no todas las mujeres son necesariamente feministas, algunas reconocen que el rol que tiene que realizar la mujer en la sociedad es limitado y no desean que esto sea removido de la cultura.

Las mujeres en la historia

En la antigüedad la desigualdad entre hombre y mujer era ley. Las mujeres no podían participar en las decisiones legales, los clérigos y los nobles gozaban de la totalidad de la ocupación de los cargos públicos, la promulgación de leyes y la exención de pago de impuestos, es decir que no pagaban. Además, no existían los derechos políticos como el voto y la libre expresión.

Las mujeres, ante todo lo que mencionamos anteriormente, solo debían dedicarse a la función que cumplían en la sociedad, es decir, lo doméstico: hacer las tareas propias de la casa como planchar, lavar o cocinar, procrear y cuidar de sus hijos, además de la subordinación legal y social ante el hombre (ya sea el esposo o el padre).

Las grandes revoluciones de la historia, como la Revolución Francesa en 1789, tuvieron como objetivo principal la igualdad en la justicia y que se cumplan los derechos políticos y la libertad de expresión.

La historia del feminismo

Más adelante surgió la causa de la lucha del primer movimiento feminista: los derechos, las igualdades jurídicas y la libertad que se habían conseguido gracias a las revoluciones solo afectaban a los hombres, no se referían como ciudadanos al conjunto de seres humanos, sino que abarcaba solamente a los hombres.

Fue ese momento el que marcó el inicio del movimiento feminista en Europa Occidental, quien luchó por la libertad de las mujeres y la igualdad de derechos. El principal gran objetivo fue que se les permitiera votar a las mujeres y que pudieran ocupar un papel activo en la toma de decisiones políticas.

(El feminismo busca la igualdad entre ambos sexos)

(El feminismo busca la igualdad entre ambos sexos)

El movimiento feminista realizó relevantes cambios en la sociedad, entre ellas se destaca el sufragio, la capacidad de acceder a un empleo igualitario entre hombres y mujeres, derecho a solicitar el divorcio y el poder de controlar sus cuerpos y tomar decisiones médicas en torno a él, como por ejemplo decidir si quiere realizar un aborto.

El feminismo también ha influido en las leyes de gran cantidad de países a lo largo del mundo y tenido peso en los espacios jurídicos, impulsando leyes como la de la violencia de género o las de paridad electoral.

La ley 581 postulada en el año 2000 en Colombia sugiere una cuota mínima del 30% de las mujeres. De esto mismo tratan las leyes 7142 de Costa Rica (1990), la “ley de Igualdad” en España, el Código Federal de Procedimientos Electorales en México o el Consejo Electoral Venezolano en al 2008. Este último obliga a que las listas de los diferentes partidos tengan mínimo un 50% de mujeres.

Lo que falta

Más allá de todos los grandes logros que este movimiento logró obtener, el feminismo asegura que todavía quedan una gran cantidad de cambios por realizar y que la mujer sigue siendo vista como un ser inferior y está vulnerable.

Por ejemplo, ningún país en el mundo ha conseguido que sean igualitarios los salarios en relación de los hombres con las mujeres. Miles de mujeres en el mundo siguen muriendo por abortos, siendo ésta la tercera causa de muertes de mujeres en el mundo.

También existen todavía varios países en los cuales las mujeres no pueden votar de forma igualitaria en relación con los hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>