Significado de Identidad

Qué es la Identidad

Si hay algo que poseen las personas hasta que dejan el mundo terrenal, incluso, aquello que permanece aunque pierdan todo material, es su identidad. Ésta es de suma importancia para la conformación del propio ser, desde que se es consciente de tener ciertas cualidades o pertenecer a algo que lo hace propio. Es el conjunto de características que posee tanto una persona como un grupo de ellas.  

Desde el enfoque psicológico se entiende como el núcleo desde donde se compondrán todos los elementos para formar el “yo” de un sujeto. Se forma tanto de rasgos (muchos de ellos hereditarios), como de elementos externos (el ambiente donde se desarrolla la persona), por ende, en su conformación será igualmente importante la experiencias de vida que vaya teniendo en su desarrollo para así darle un sentido a ese conjunto de características hasta formar un solo ser.

Y aunque si bien se caracteriza por ser constante y coherente en el tiempo, no es rígido, tiene una plasticidad que le permite al ser humano ir moldeándose a lo largo de la vida, siendo aún receptivo a cambios que surjan al experimentar más sucesos, a través de lo consciente e inconsciente, teniendo la capacidad de pulir o modificar aquello que no agrada o que genera un problema en el sí mismo. También esta cualidad le permite ser más adaptativo según el contexto en el cual se encuentre.

El propio ser como parte del entorno.

En este proceso de formación el medio tiene un rol importante, como uno de los grandes influyentes, esta interacción que surge entre ambos, es lo que da como resultado que todas las personas no seamos iguales a nuestros padres, hermanos, primos, vecino, amigos o cualquier otro ser habitante del mundo, por ello, esta conciencia de ser distintos es parte de la identidad. Asimismo este dinamismo persona-medio-persona, es lo que nos hace sentir parte de un macro, “pertenecer” a un sistema.

Aspectos de la identidad.

Como se mencionó anteriormente, la identidad la puede también manifestar un grupo de personas con características en particular, por ejemplo en la política, en la religión, la profesión, los hobbies, en gustos, etc. Aquellos se eligen en congruencia con el “yo”, cuando esto no se hace en base a nuestra propia lealtad, ya sea por complacer a alguien más o simplemente por aún estar en la búsqueda, es cuando tienen lugar síntomas de malestar, de incomodidad, incluso se puede perder por un tiempo el sentido de la propia vida. Esto suele ser habitual cuando se inicia en la vida laboral y no se trabaja en lo que realmente hace sentir pleno.

De esta misma manera, habrá muchos ámbitos en los cuales nos definamos, algunos ejemplos son:

  1. La sexualidad: ya sea por las características biológicas que nos vengan otorgadas o la orientación sexual que manifestemos.
  2. Cultural: se relaciona con los valores, creencias, costumbres y todo aquello que comparta un grupo cultural, por ejemplo una raza dentro de un mismo país.
  3. Nacional: Es el sentir de formar parte del estado de una nación, donde se comparten características en particular pero a la vez hay diversidad. No tiene relación con vivir de acuerdo, sino también de luchar en contra de lo que no se desea, de las injusticias.

    (Identidad nacional.)

    (Identidad nacional.)

  4. Social: Formar parte de una categoría, ya sea por voluntad o no, se entiende que la sociedad está compuesta por categorías designadas, donde surgen las discriminaciones de grupos y otros fenómenos sociales más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>