Significado de machismo

El machismo es una ideología que se caracteriza por valorar al hombre por sobre la mujer, este pensamiento ha sido imperante durante siglos y aún no acaba.

La lucha por la igualdad de géneros sigue hasta el día de hoy y aunque han existido avances, queda mucho camino por recorrer. Incluso hay países donde la mujer aún camina por detrás del hombre y no puede hablar si éste no se lo permite, ni siquiera puede pensar en un puesto laboral.

Y si miramos a nuestro alrededor, nos encontraremos con que en países desarrollados aún hay desigualdad, evidenciado en la violencia de género.

Qué es el machismo para la RAE

Según la Real Academia Española de la Lengua (RAE), el machismo se define como “actitud de prepotencia de los hombres respecto de las mujeres”.

No se trata sólo de actitudes independientes, sino que operan bajo una ideología donde el papel de la mujer en la sociedad es subyugado al del hombre, considerándose como una negación de este género.

Desde esta base aparece una diversidad de prácticas que no corresponden únicamente al hombre, sino que también a muchos actores sociales y sistemas.

Negación del rol de la mujer

Como se señalaba anteriormente, el machismo resulta altamente violento y ofensivo en sí mismo, el rol de la mujer queda destinado a un segundo o último plano en comparación al del hombre, como si este papel no existiera o no tuviera importancia.

Algunas de las conductas negadoras son:

  • Configuración familiar patriarcal, es decir, con dominación del hombre.
  • Se considera pasiva y sumisa de la sexualidad femenina, donde hay negación del deseo femenino.
  • Desigualdad laboral, donde no hay valoración del trabajo de la mujer, lo que se manifiesta en sueldos inferiores, menos oportunidades de acceder a puestos de trabajo o ascensos, no cumplimientos de los derechos de maternidad en el trabajo, entre otros.
  • Ausencia o carencia de leyes que protejan las necesidades de la mujer, no favoreciendo su desarrollo en la sociedad, ilegitimando su condición de ciudadana.
  • Se atribuye una inferioridad intelectual en materias como matemáticas, lógica, con deficiencia de análisis.
  • Falta de representación de la mujer en el lenguaje, como por ejemplo, pluralizar “los hombres” cuando se refiere a la humanidad, dejando fuera el sexo femenino.
  • Subestimar la fuerza de la mujer y dar poca importancia al parto.
  • No mención del papel fundamental de mujeres en la historia y sus logros.
  • Consideración del cuerpo de la mujer como objeto de placer visual y sexual.
  • Pocos estudios de género y poca importancia al feminismo.

Búsqueda de la igualdad, conductas esperadas

  • Trabajo-política: igualdad de derechos para optar a un puesto de trabajo o de gobierno. Además se debe realizar selección laboral según capacidades, preparación y no por género. También debe haber regulación de leyes que permitan tanto a hombres como mujeres ejercer la paternidad y maternidad, respectivamente.
  • Sexo: el cuerpo tanto del hombre como de la mujer han de ser respetados, la mujer tiene derecho a decidir sobre su sexualidad y cómo se relaciona con ella. Debe haber una aceptación del placer femenino en la sexualidad, donde ella teniendo el poder de decidir, tiene un papel activo y no pasivo, la mujer no es un objeto de satisfacción de los deseos del hombre.
  • Cultura-educación: ambos precisan de las mismas oportunidades para incorporarse a la educación, esto incluye facilitar las condiciones para la mujer, por ejemplo, en el caso de ser madres sin ayuda familiar, se necesita protección del Estado, facilitando recursos para el cuidado de sus hijos, mientras ella puede acceder a estudios universitarios. De la misma manera la elección de formación profesional debe quedar sujeta a intereses de la mujer y no ser discriminada por ello ni subestimada, como por ejemplo en ingenierías, mecánica, entre otros.
  • Deporte: mismas oportunidades deportivas para las mujeres.
  • Matrimonio: el rol de la mujer debe ser valorado, el trabajo del hogar debe ser compartido, así como el cuidado de los hijos. Si bien, algunos tienen distintas habilidades y realizan mejor un trabajo que otro, ambos deben aportar en equidad con sus propias herramientas. Se debe comprender, además, que el rol de la mujer también se encuentra fuera del hogar, en la sociedad.

El machismo en el catolicismo

Las religiones en general suelen tener una concepción machista, partiendo de la base que se tiene respecto a la imagen de Dios, la cual no se ha visto, pero se visualiza como masculina, siendo varón también su descendencia, la que salva a la humanidad.

Machismo

(Machismo)

En la biblia los profetas sólo eran hombres y se ha negado el papel femenino en este aspecto.

En la religión católica, solo se conocen mujeres en el rol de monjas, pero no en el sacerdocio, puesto que se dice que no poseen las capacidades para ello.

Mucho menos pueden ser curas o tener alguna labor de importancia en el Vaticano, a pesar de autoproclamarse como un buen defensor de la dignidad de la mujer, algo en lo que la mayor parte de las mujeres está en desacuerdo, puesto que decide por el cuerpo de ella, su sexualidad, establece una conducta deseable que es sometida a la del hombre, se espera que la mujer le tenga obediencia y sea el pilar de la familia dentro de las paredes del hogar.

Además, se castiga el deseo sexual de la mujer o el placer que ésta pueda sentir y se suma que se está en contra de los métodos anticonceptivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>