Significado de Monografía

¿Qué es una monografía?

Significado: Una monografía es un informe escrito de extensión media, a través del cual se presentan datos acerca de un determinado tema. Esta palabra proviene del griego, de la conjunción de los vocablos mono (‘uno’) y graphos (‘escritura’). La monografía suele ser uno de los primeros acercamientos que tiene todo estudiante a la producción de contenidos de índole científica.

Es una exposición detallada sobre un tema particular, y por lo general es requerida como tarea por parte del alumnado de educación secundaria; a este grupo de textos expositivos pertenecen también los ensayos y las tesis, aunque estos últimos tienen mayor complejidad, más propios de ámbitos universitarios. El trabajo es presentado en forma escrita, en general ante un docente que lo evaluará conforme con los requerimientos pedidos y en virtud de cuánto haya aportado el escrito a la temática abordada. 

Pasos para la elaboración de una monografía

La realización de una monografía lleva tiempo y es una tarea compleja, puesto que en general le es asignada a un alumno acostumbrado a recibir toda la información por parte del docente y tener únicamente la obligación de estudiarla. De esta manera, el estudiante se encuentra ante la difícil tarea de emprender una actividad de investigación, mucho más cuando se pide una elaboración de una conclusión u opinión personal. Sin embargo, una serie de pasos pueden aligerar la tarea y transformarla en algo más o menos estructurado.

Debe comenzarse delimitando claramente los temas a estudiar de los que no serán objeto de estudio, a fin de no abarcar más de lo que se ha pedido y resulta pertinente. Tampoco se recomienda realizar monografías sobre temáticas referidas a la actualidad, de los cuales podrá existir mucha información pero poca con validez científica comprobada.

Luego de encontrar el tema debe hacerse una búsqueda de información con las primeras lecturas exploratorias. Superada esta etapa se estará en condiciones  de realizar la presentación escrita del objeto de estudio. Allí se delimita definitivamente el objeto y se define el plan operativo del estudio, para pasar a abordar una por una las tareas planteadas. Se redactarán borradores, los que una vez terminados se pasarán todos juntos con el fin de conservar la cohesión entre las etapas dentro de una tarea que puede llevar mucho tiempo.

Formato de la monografía

Si se opta por la forma tradicional, se comenzará con la introducción (precedida o no por un prólogo), luego se pasará al cuerpo del trabajo, esto es, a su desarrollo,  y finalmente se redactará la conclusión. Pueden incluirse algunas secciones más que son secundarias a esta estructura principal, que sigue las reglas de la argumentación. Una sección muy importante que nunca debe faltar es la de la bibliografía utilizada y las de las notas al pie: en el mundo académico (ámbito por excelencia de las monografías), se pena muy severamente su omisión, pues deja lugar a la sospecha de que el contenido pretenda ser adjudicado solo al firmante, quien en ese caso estaría incurriendo en plagio. Deben explicitarse finalmente todas las fuentes de información empleadas.

Clasificación y Tipos de monografías

Las monografías siempre son de contenido científico. Podrán ser de compilación si su objetivo principal es presentar el contenido de la bibliografía de alguna temática y realizar una valoración crítica. En este  caso y especialmente en la actualidad, la habilidad más importante que se pone de manifiesto en la monografía es la de saber buscar y elegir las fuentes más valiosas: hoy en día son muchos los lugares de donde se puede obtener información, y debe realizarse un análisis que verifique la calidad de esas fuentes.

Serán monografías de investigación si se procede a la investigación acerca de algún tema poco conocido, con la intención de incorporarlo al conocimiento científico, y serán monografías de análisis de experiencias si involucran la práctica experimental. En este último caso el mérito se encuentra más en la destreza del investigador, en la capacidad de experimentar correctamente y en la contemplación de todas las variables que pueden modificar sus resultados. Además, en todos los casos la perseverancia es un requisito excluyente para la confección de un buen trabajo, teniendo en cuenta que siempre habrá que revisar y releer para poder producir un escrito óptimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>