Significado de nepotismo

El nepotismo es la preferencia excesiva de las personas con puestos en organizaciones públicas a otorgar cargos de importancia a parientes, amigos o allegados, para obtener algún tipo de beneficio como el económico o la sucesión de poder.

Es una palabra que tiene distintos sinónimos como “enchufe”, “pituto”, “amiguismo”, los cuales pueden resultar más familiares.

El nepotismo tiene una connotación negativa, ya que la persona busca su propio beneficio y hace uso “indebido” del poder que se la ha brindado.

Se dice que la palabra nepotismo puede provenir de “nepos”, que significa “sobrino”, lo cual no está del todo claro, son sólo suposiciones que parecen lógicas. Otra teoría señala que es probable que pueda venir del emperador Julio Nepote, ya que en esta época existía bastante nepotismo, cuando Atenas y Roma vivían una fuerte disputa por el poder territorial.

Bases históricas del nepotismo

El nepotismo es una práctica antigua, algunos acontecimientos de este tipo de hechos nos remonta a Atenas en el imperio de Pisístrato, quien con el fin de defender sus planes y mantener su poder, puso en puestos políticos a su familia y amigos de su confianza.

Sin embargo, y al contrario de lo que muchos pueden pensar, esto fue para cuidar los derechos de los más pobres, evitando que los aristócratas de ese entonces asumieran el poder y aumentara la desigualdad.

Nepotismo

(Nepotismo)

En Roma, Pompeyo cedió a su suegro dos legiones, sin tener éste ninguna aptitud o conocimiento militar. Este hecho fue denunciado por Marco Antonio, pero no tuvo una resolución favorable.

Por su parte, los papas u obispos, con el fin de conservar su dinastía, acudían a unos recursos inusuales como tener a sus propios hijos pero educarlos como sobrinos y en base a las necesidades de la iglesia para que éstos ocuparan cargos importantes o los sucedieran.

Pero uno de los casos más ilustrativos del nepotismo es Napoleón Bonaparte, quien puso en distintos mandos a su familia, incluso su hermano José Bonaparte, conocido en esa época como Pepe Botella, llegó a la corona Española, como el Rey de España.

El nepotismo como corrupción

En algunos tipos de Estados, como los meritocráticos, los mandos otorgados a familiares, amigos o conocidos son considerados como un acto delictivo, ya que no ha habido ninguna especie de selección, donde se evidencie que cierta persona tiene los estudios suficientes o capacidades de sobra para desempeñarse óptimamente en sus labores.

Aunque si la persona que ha sido puesta en el cargo puede demostrar su preparación, el nepotismo puede ser relativamente pasado por alto, de lo contrario puede ser denunciado y castigado.

En la actualidad existe un gran número de casos que están siendo descubiertos, donde hijos, hermanos, sobrinos, novios, entre otros, han obtenido beneficios directos al adjudicarles puestos importantes o también ser “ganadores” de licitaciones que no pueden ser comprobables.

Sin embargo, el nepotismo, en países como España o algunos de Latinoamérica, no es visto como un comportamiento delictivo, pero sí altamente reprobable y reprochable, ya que es una acción prohibida desde lo moral y puede tener sanciones administrativas.

En algunos de estos países, como en México, se ha establecido una ley para cargos públicos en donde se expresa que ninguno de los funcionarios puede interferir en los trámites que impliquen intereses como la selección, promoción o cese de actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>