Significado de percepción

La percepción es la imagen que se obtiene de “las cosas” del mundo que nos rodea, es la manera que tiene el ser humano de acceder a la realidad.

Este proceso es realmente interesante cuando nos detenemos en el funcionamiento de los órganos biológicos y los procesos de los neurotransmisores implicados en la percepción.

Ésta es tan importante que puede entregarnos una visión muy distinta del entorno en comparación a otros sujetos y puede llevarnos a actuar de formas diferentes, incluso irracionales, si ésta se ve perturbada.

Proviene del latino “perceptio” y hace referencia a la acción de percibir. Se trata del primer encuentro y conocimiento de un objeto, elemento o persona mediante las impresiones que entregan los sentidos. Es decir, la comprensión de sensaciones e imágenes.

La percepción y los sentidos

La percepción es el primer proceso cognoscente por el cual se puede extraer información del entorno, es un juego de energías sensoriales donde el hombre, mediante el tacto, la visión, la audición, entre otros, logra conocer y comprender el objeto con el que se relaciona, adquiriendo una representación de la realidad.

La luz, los sonidos, los sabores, son algunos de los tantos estímulos que llegan al organismo y que son elaborados para dar forma y sentido a los objetos, permitiendo comprender sus dimensiones, el espacio y tiempo que ocupan, su movimiento, etc.

A veces los sentidos operan juntos, sobre todo el olfato y el gusto, ambos realizan su aporte en la lectura de sus sustancias, los dos aportan datos químicos acerca de los objetos para obtener como resultado una información más completa.

Por un lado, el olfato recepciona las partículas disueltas en el aire y por el otro, el gusto recibe las que llegan a la boca y que se disuelven en la saliva.

Por ejemplo, una fruta puede entregar tanto contenido olfativo como del gusto, y si bien se obtienen de zonas distintas, ambas son necesarias para realizar una imagen íntegra de sabor y olor.

Probablemente, el sentido más complejo sea el tacto, ya que en él operan una gran cantidad de receptores, aparte de los tradicionales, para obtener información sobre temperatura, dolor y presión, provenientes de huesos, tendones, articulaciones y músculos, los cuales sirven para tener una percepción interna de movimiento, mecánica y ubicación.

Éstos permiten a las personas relacionarse con el medio externo. Todo este funcionamiento se denomina sistema háptico y fue propuesto por Gibson.

En conclusión, la percepción consiste en una representación interna de lo que es el mundo externo, por ello todo el conocimiento adquirido vendría siendo una hipótesis de la realidad.

Esto permite darle una valoración, significado y sentido a todo con lo que el humano se relaciona. Aunque su funcionamiento es aún mucho mas complejo, ya que luego de la interpretación se establecen modelos acerca de los determinados objetos, lo que permite crear una clasificación clara de ellos que servirá para las próximas experiencias.

Los principios de la percepción

Una de las frases mas escuchadas en psicología hace referencia a la Gestalt. Esta es: “la totalidad es más que la suma de sus partes”. Esta afirmación explica la importancia de la interpretación de la percepción, pudiendo explicar por qué, por ejemplo, escuchamos una canción y no sólo notas musicales, entonaciones, ritmo, voz, entre otros.

Otro principio tiene relación con la organización que el ser humano realiza de todo lo que percibe, lo que le permite posteriormente completar contenido incompleto o confuso, con el fin de poder comprenderlo y que esto tenga un sentido, lo que habla sobre la necesidad del humano de dar “forma”.

Para no ir muy lejos, un ejemplo es la elaboración de los constructos en psicología, los cuales surgen para poder tener una fuente que manejar.

Un principio más es el que hace referencia a la constancia perceptual. Esto se refiere a la consistencia de los objetos percibidos, a pesar de algunas variaciones que pueden sufrir, ya sea en su apariencia o debido a su contexto, como por ejemplo, sabemos que una manzana es una manzana a pesar de que en algunos casos varíe su color de rojo a verde o amarilla, también en su sabor, siendo dulce, ácida, agria o llegando incluso a estar podrida.

Características de la percepción

  • Subjetiva: la percepción de un sujeto pertenece sólo a ese sujeto, ya que un mismo estímulo puede generar diversas interpretaciones dependiendo del individuo que lo recepcione.
  • Selectiva: la información que llega al sujeto debe pasar por determinados filtros, puesto que el nivel de contenido que entra en contacto con el ser humano puede llegar a ser abrumador. La selección realizada dependerá de los intereses y necesidades de quien perciba en ese momento.
  • Temporal: la percepción se realiza a corto plazo y no es la misma desde la primera vez, ya que la información que se almacena enriquece las experiencias, lo que repercute tanto en las motivaciones como en las necesidades y por lo tanto, en la selectividad.

Componentes de la percepción

  • Sensaciones: éstas son las respuestas inmediatas a la estimulación de los diferentes tipos de órganos sensoriales. Para que esto ocurra debe ejecutarse una relación entre el estimulo, el órgano y la relación sensorial.
  • Inputs: se refiere a la respuesta de estímulos internos, como la necesidad, la experiencia, la motivación, entre otros.

Fases de la percepción

La percepción se da en base a tres etapas sucesivas:

  • Selección: ocurre cuando se perciben los estímulos en base a los propios intereses, necesidades y características personales.
  • Organización: el contenido seleccionado es ordenado y clasificado en el sistema nervioso para que, de esta manera, se obtenga un mensaje claro.
  • Interpretación: es la última etapa mediante la cual se obtiene un significado acerca de los estímulos que han sido leídos. Toda interpretación estará directamente relacionada con variables internas del sujeto, una de las mas importantes es la experiencia.

La percepción extrasensorial

(La percepción es subjetiva)

(La percepción es subjetiva)

Hasta aquí habíamos señalado que en la percepción actúan lo órganos sensoriales tradicionales.

Sin embargo, existe otro tipo que no necesita de los sentidos ordinarios, como lo es la percepción extrasensorial y que consiste básicamente en una transferencia de energía que no encuentra explicación física.

Algunos ejemplos son:

  • Psicoquinesis: es la capacidad de la mente para cambiar la materia, modificarla o influir sobre su estado.
  • Telepatía: consiste en la lectura del pensamiento de otras personas.
  • Precognicion: se trata del conocimiento que se antepone a su ocurrencia.
  • Clarividencia: capacidad de poder ver elementos invisibles al común de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>