Significado de Populismo

El término populista se encuentra en la boca de todos hoy en día. Principalmente en América Latina, el término es usado de una manera muy peyorativa para referirse a ciertas políticas y decisiones de los gobiernos. Sin embargo, no encontramos una definición unánime sobre el populismo, ya que no cuenta con un uso técnico, de hecho ni siquiera aparece en el diccionario de la Real Academia Española.

Entendemos por populismo a una clasificación otorgada a un conjunto de medidas tomadas por un gobierno o partido, siendo considerada una de las principales formas de demagogia. Entre sus principales características se encuentra el uso de las masas populares, mediante políticas engañosas que aparentan solventar y cambiar su situación de clase, cuando no hacen más que dar soluciones paliativas, en el mejor de los casos, con fin de obtener votos y perpetuarse en el poder.

Presenta un fuerte estatismo, el populismo necesita de un Estado poderoso que provea, controle y administre la economía de una manera casi total. Este es uno de los principales motivos por el cual obtiene un gran rechazo por parte de los sectores privilegiados de la sociedad, promotores de un capitalismo más liberal y salvaje.

Características del populismo

Otro punto a tener en cuenta sobre el populismo es su carácter dicotómico. Con un lenguaje político muy pocas veces conciliador, llama a las masas a unirse contra los intereses de cierto sector social (la burguesía u oligarquía, preferentemente). Presentan una visión de desconfianza y generalmente de rechazo ante las entidades financieras internacionales, tales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.

Esto se ve principalmente acentuado en países latinoamericanos, donde encontramos deudas externas muy altas y que han generado estragos a nivel social a lo largo de toda su historia. Este carácter dicotómico y su lenguaje político agresivo suelen generar ciertas reticencias entre la sociedad y agrupaciones políticas, ya que argumentan un atentado contra el carácter democrático y dialógico de la política moderna.

Asociado generalmente al nacionalismo, el populismo se plantea como una variante de carácter generalmente autoritaria, donde el líder debe ser carismático y movilizar a las masas. Debido a esto, el populismo se presenta como un peligro para la democracia.

Historia del populismo

Populismo

(Juan Domingo Perón, exponente del Populismo.)

Si bien podemos encontrar antecedentes populistas en Norteamérica y ciertos países de Europa, fue América Latina donde encontramos el populismo en su modo más puro y desarrollado. Podemos hacer una división entre el “viejo populismo” y el “nuevo populismo”, entre las que se destacan las figuras de Lázaro Cárdenas en México, Getúlio Vargas en Brasil, pero principalmente la figura de Juan Domingo Perón en Argentina.

El caso de Juan Domingo Perón es muy particular, ya que no sólo fue uno de los gobiernos considerado populistas que más tiempo se perpetuó en el poder (de hecho, fue reelecto tres veces), sino que cuenta con un gran apoyo por parte de la opinión pública hoy en día.

El gobierno de Juan Domingo Perón se caracterizó por:

  • una sustitución de importaciones (esto implicó una industrialización importante, dejando un tanto de lado el clásico modelo agro-exportador),
  • un asistencialismo marcado y,
  • una centralización del poder sobre la figura del general Perón.

Este gobierno generó una inmensa cantidad de adeptos, ya que por primera vez la masa de trabajadores contó con derechos laborales, tales como vacaciones, seguros médicos y representación en sindicatos. Muchos han cuestionado este gobierno debido al uso de políticas públicas para conquistar a la masa obrera, sin cambiar su situación real.

Luego del año 2001 hemos visto el crecimiento en Latinoamérica de muchos países calificados como populistas, retomando las políticas del Estado de bienestar, denunciando la especulación de las grandes entidades financieras, y con una fuerte tendencia regionalista. Tal es el caso de Evo Morales en Bolivia, Dilma Rousseff en Brasil, Nicolás Maduro en Venezuela, etc. Desde la creación de UNASUR, pasando a un fuerte intercambio comercial entre las regiones, estos países aspiran a una emancipación de América Latina de las grandes potencias mundiales.

Otra mirada sobre los populismos

Muchos autores reniegan de la mirada peyorativa y negativa sobre los populismos. Estos autores aseguran que es el resultado de una mirada estrictamente eurocéntrica, donde no se tiene en cuenta los contextos sociohistóricos particulares que se encuentran en la región. Para estos intelectuales, el populismo no se utiliza con una connotación negativa, sino que es el resultado de un desarrollo necesario de representación de las masas.

Apelan que la visión liberal y clásica que se tiene sobre el populismo no es más que la visión del stablishment, favoreciendo a los países capitalistas y a los regímenes neoliberales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>