Significado de Prólogo

¿Qué es un prólogo?

Un prólogo (del griego prólogos, que a su vez proviene de los vocablos pro, que significa “antes y hacia” y lógos, que significa “discurso”) es la sección de una obra que se coloca al principio de la misma y que sirve para:

  • Presentar al autor
  • Justificar la importancia o la necesidad de la obra (o más simplemente, los motivos que lo llevaron a realizarla)
  • Guiar y preparar al lector o espectador para apreciarla

Si bien el término prólogo se suele utilizar generalmente para referirse a la literatura, también se utilizan los prólogos en otros tipos de obras de artísticas, como por ejemplo en la música.

El prólogo en los libros

Un prólogo es parte de los textos preliminares de un texto escrito, es un forma de paratexto que se encuentra al comienza del texto principal.

De esta forma, el prólogo no debe confundirse con otras formas de paratexto como la introducción (que presenta el contenido de la obra, no al autor de la misma) y el prefacio (que expresa la intención de la obra antes de que ésta haya sido escrita).

El prólogo no es una parte indispensable del libro, por lo cual existen muchos libros sin prólogo, sin embargo, se suele recurrir a él para brindar información al lector sobre la elaboración misma de la obra, sea esta una novela, una obra teatral, un ensayo, o un texto académico.

El prólogo de un libro puede ser escrito por el mismo autor de la obra o por otra persona de prestigio y renombre, y se escribe una vez que se ha finalizado en su totalidad la redacción de la obra principal.

En aquellos casos en que un libro tiene varias reimpresiones o diversas reediciones, debido a que se ha vendido mucho o a que es un libro muy popular, se suelen redactar varios prólogos, diferentes según la edición, donde el autor u otra persona actualizan la importancia y el significado de la obra.

Cuando el autor de un libro es primerizo, el prólogo suele ser escrito por otro autor de mayor trayectoria y mayor renombre, que presenta al autor del texto con pretensión de objetividad, con el fin de darle mayor legitimidad al texto a los ojos de los lectores.

(No todos los libros tienen prólogo)

(No todos los libros tienen prólogo)

En los demás casos, es el mismo autor del libro quien escribe el prólogo de su obra, el cual debe seguir ciertos lineamientos, como por ejemplo el no ser demasiado extenso, el referirse a aquello que el lector encontrará en el cuerpo de la obra y situar espacial y temporalmente a la persona que está leyendo la obra.

Cuando el objetivo de un prólogo es defender la obra frente a las críticas, se le denomina galeato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>