Significado de Querer

¿Qué es “querer”?

El término querer (del latín quaerĕre, que significa “tratar de obtener”) tiene una enorme amplitud en relación a los usos y aplicaciones que se le pueden dar en la vida cotidiana.

En general, el querer consiste en apreciar, sentir cariño o tener afecto por una persona o un animal. Generalmente se da por sentado que el querer es una forma de sentimiento menos intenso que el amar, aunque en ciertas ocasiones se utilizan de manera indistinta.

Un ejemplo de este significado del término puede ser “yo quiero mucho a mis hermanos, ya que nos criamos juntos desde pequeños”. También se utiliza el término querer como una forma de expresar deseo, la expectativa de poseer algo que se considera necesario o placentero: “quiero comprarme ese vestido, es muy hermoso”.

Además, la expresión “sin querer” hace referencia a una situación en donde una persona realiza una acción sin intención, ya sea debido a un accidente o a una distracción, por ejemplo “lamento haber roto el vaso, lo hice sin querer”.

Otro significado del término querer implica la idea de resolución, decisión o voluntad, como por ejemplo “yo quiero terminar mis estudios antes de fin de año”.

El querer como un sentimiento

El querer es una forma de expresar cariño y afecto, que puede sentirse de manera más o menos intensa, hacia otra persona, sea ésta un hijo, un padre, un hermano, un amigo, una pareja o alguna otra persona con la cual se tiene algún tipo de vínculo emocional.

En las relaciones de pareja, el término querer, que se utiliza en expresiones tales como “te quiero”, es una forma de expresar afecto por la otra persona sin llegar a expresar pasión por la otra persona, como sí se dice a través de expresiones tales como “te amo”.

(Querer es un sentimiento)

(Querer es un sentimiento)

Sin embargo, esta relación entre las nociones de querer y amar es puramente cultural y semántica, razón por la cual no se da entre todas las personas ni en todos los contextos.

El sentimiento de querer también se suele utilizar en relación a los animales, generalmente las mascotas como perros o gatos, cuando se los trata como un miembro más de la familia.

Sin embargo, el querer como una emoción afectiva solo se da en relación a seres vivientes, ya que cuando se la aplica a objetos, pasa a expresar el deseo de poseer u obtener el objeto en cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>