Significado de revolución

El término revolución se refiere a una transformación o cambio permanente, brusco y radical en cuanto al orden establecido ya existente, que se puede producir en ámbitos políticos, sociales o económicos de una sociedad.

Tipos de revoluciones

Podemos enumerar, a grandes rasgos, tres tipos de revoluciones:

  • La revolución política: es aquella en la que se reemplaza al gobierno o, en algunos casos, se modifica el sistema político preexistente.
  • La revolución social: es un cambio en las interacciones y relaciones sociales cotidianas de un grupo de individuos dentro de un espacio territorial determinado, ya sea un país, una ciudad, entre otros.
  • La revolución económica: es la transformación de las condiciones en las que se basa la producción, distribución y consumo de la economía en general.

Revolución Inglesa

Esta revolución se produce en Reino Unido y se extiende desde 1642 hasta 1689, comenzando en el fin del reinado de Carlos I de Inglaterra y finalizando con la Revolución Gloriosa, la cual destituye a Jacobo II.

El rey de Inglaterra Jacobo II desea reforzar el absolutismo en el país, por lo que quiere contar con el apoyo de los católicos. Desde 1534 Inglaterra es anglicana, razón por la cual la sociedad se resiste a esa reforma. Él finalmente decide renunciar a su puesto, con la condición de que su yerno y su hija sean sus sucesores.

El Parlamento, que anteriormente se resistía al cambio impulsado por Jacobo II, acepta la reforma pero con algunas condiciones: para que sus familiares asuman, deben aceptar la Declaración de Derechos, documento que especifica qué le corresponde al Parlamento y qué al rey.

María y Guillermo finalmente asumen sus puestos, pero Inglaterra continúa siendo anglicana, derrotando al absolutismo, por lo que se instaura el parlamentismo.

Revolución Francesa

Esta revolución es el cambio político más fuerte que sufre Europa. En 1789 Francia se encuentra sufriendo una crisis social y económica.

La burguesía espera ansiosa por lo sucedido en la Revolución de Estados Unidos para acabar con el Antiguo Régimen. Ese mismo año Luis XVI abre los Estados Generales, formados por representantes de cada estamento, pero esto no favorece a los burgueses, ya que ellos mantienen la costumbre de deliberar en forma individual y votar con un voto por estamento.

Por esta razón, los burgueses forman la Asamblea Nacional. En julio se produce la Toma de la Bastilla, en manos de los revolucionarios parisinos y se forma el Gran Medio.

En 1791 el rey intenta una huida pero es apresado y vuelva a París. Al año siguiente, un nuevo grupo político constituido por los “jacobinos” impulsa el descontento de la sociedad, asalta el Palacio Real y proclama la República. Un año después se promulga la Constitución que reconoce el sufragio universal.

Los jacobinos matan a Luis XVI y a su esposa en la guillotina. En 1794 son derrocados y ejecutados por una gran parte de la burguesía que se opone a sus ideas. En 1795 la burguesía forma el Directorio y reforma la Constitución. En medio de esta guerra contra las potencias europeas absolutistas, se destaca un joven general: Napoleón Bonaparte, quien protagoniza, con el apoyo de los burgueses, un golpe de Estado y concentra el poder.

Revolución de Mayo

La Revolución de Mayo ocurre en la ciudad de Buenos Aires. Es un proceso que termina con la ruptura de los lazos coloniales con España en 1810 y habilita el camino hacia la independencia en julio de 1816.

Los hechos de mayo no hacen otra cosa que concretar un movimiento que viene buscando mayor participación de todos los criollos en la economía y la política. Luego de que llega la noticia de la caída de la corona española, los criollos convocan a un Cabildo Abierto que es aceptado por el representante de España en el país: el Virrey Cisneros.

(Revolución)

(Revolución)

Después de cuatro días de debate, se toma la decisión de formar una Junta de Gobierno de la Nación conformada por criollos, hasta que la Corona española se libere de la dominación de los franceses.

De esta forma, el gobierno popular queda constituido por intelectuales y militares que vienen luchando desde hace tiempo por esta revolución: Saavedra, Belgrano, Castelli, Azcuénaga, Matheu, Alberti, Larrea, Moreno y Paso.

La lucha por la independencia es un camino inevitable que finalmente desemboca en el Congreso de Tucumán de julio de 1816.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>