Significado de Sabio

¿Qué es “sabio”?

El adjetivo sabio se aplica a quien demuestra sabiduría, entendiendo a esta última como la capacidad que tiene una persona de adquirir información a partir de su vida y de sus experiencias y usarla en pos de su bienestar y del de los demás.

La sabiduría es una de las grandes fortalezas humanas y se vincula con el entendimiento y el buen juicio, más que con el acopio de conocimientos. Para algunos, la verdadera sabiduría consiste en poder encontrar la felicidad en el mundo que nos toca vivir.

Aunque la historia de la humanidad reconoce y consagra a los grandes sabios, como Confucio o Buda, cada persona que puede disfrutar de su vida y vivir en armonía consigo misma y con los otros es sabia a su manera.

El sabio valora a quienes lo rodean sobre todo por sus acciones, manteniéndose alejado de la rivalidad y la codicia. El sabio nunca pierde el autocontrol y siempre está dispuesto a escuchar.

Desde el budismo se habla de la mente del principiante para referirse a la manera de ver el mundo de aquel que está empezando, que se sorprende y maravilla con facilidad frente a los nuevos aprendizajes, que está especialmente receptivo,  y se considera que esta debe ser la actitud mental que debe adoptar la persona sabia, que no debe prejuzgar las situaciones y debe estar abierta a cambios e ideas nuevas.

Asimismo, las personas sabias cuestionan sus motivaciones, hacen y se hacen preguntas, porque están dispuestas a aprender y saben que siempre hay algo nuevo por escuchar. Además, son conscientes de que no siempre es importante hablar, manifestar lo que se piensa. A menudo es mucho más valioso y oportuno tomarse un rato de recogimiento y reflexión.

Los primeros sabios

Es interesante hacer notar que la palabra filosofía se define como “el amor a la sabiduría”. De hecho, a los primeros pensadores griegos se los llamó “sabios”, y la tradición griega reconoce a siete antiguos sabios griegos que han legado una serie de aforismos memorables. Se incluyen entre ellos filósofos, estadistas y legisladores: Cleóbulo de Lindos, Solón de Atenas, Quilón de Esparta, Bías de Priene, Tales de Mileto, Pítaco de Mitilene y Periandro de Corinto; todos ellos mencionados por Platón.

A Solón de Atenas se le atribuye la máxima “Nada con exceso, todo con medida”, que contribuyó a guiar el comportamiento práctico de los hombres. Luego Sócrates introduciría en Grecia un nuevo modo de sabiduría: la sabiduría como posesión de la verdad sobre la naturaleza.

El rey sabio

Un personaje de la historia famoso por haberse ganado el epíteto de “el Sabio” es Alfonso X, Rey de Castilla y de León (España) entre 1252 y 1284. El reinado de Alfonso X sobresalió por todo el progreso que trajo en el orden cultural. A Alfonso X se lo considera el padre de la prosa castellana y la adopción del castellano como lengua oficial data de aquellos años.

Era un hombre con profundos conocimientos en astronomía, ciencias jurídicas e historia, que dio un fuerte impulso a las ciudades  de Toledo, Sevilla y Murcia como grandes centros culturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>