Significado de sentido común

Podríamos decir que el sentido común se define como aquel desarrollo de la inteligencia en cada ser humano. Es decir, son las normas o conocimientos que poseen para poder manejarse de la manera correspondiente y exitosa de acuerdo al contexto que los rodea.

Que un accionar o una forma de pensar posea sentido común no implica estrictamente que sea lo correcto. Con esto queremos explicar que el sentido común no es más que una mera convención de ideales y pensamientos que rigen a una determinada ciudad o grupo de personas.

En ese determinado contexto, se cree que se realiza lo que es adecuado hacer, pensar o expresar en cada circunstancia en especial, pero en definitiva, nada puede asegurarnos que esa elección de lo que realizamos es la mejor opción o si está en lo cierto.

Características del sentido común

Como bien dijimos con anterioridad, el sentido común se basa en acuerdos, costumbres, tradiciones y comportamientos que realizan en común cada sociedad o grupo; es decir, el sentido común no es resultado de la subjetividad de cada individuo.

Sin embargo, cada cultura tendrá sus propias características y comportamientos y lo que en algunos lugares del mundo se ve como políticamente incorrecto, en otros es probable que pase desapercibido sin ofender las susceptibilidades de nadie a su alrededor.

A su vez, podemos tomar al sentido común como una forma sensata y racional de actuar frente a determinadas situaciones, debido a que no siempre la decisión que se toma es la más adecuada para el momento. Entonces, no podríamos calificarla como un comportamiento moral o ético en su totalidad, ya que se realiza lo que se cree la mejor opción para cada situación.

A la hora de tomar decisiones utilizando el sentido común, el principal objetivo es escoger aquella solución que sea la mejor opción para cada momento y que no nos perjudique tanto a nosotros como a las personas que están involucradas.

Cuando los seres humanos juzgan el accionar de otros en determinadas situaciones, utilizan el sentido común para hacerlo, debido a que toman como referencia las normas éticas o las reglamentaciones impuestas en cada uno y con eso formulan su propia opinión.

Es por esta razón que se considera al sentido común como una facultad esencial de los seres humanos porque tienen la capacidad de poder juzgar razonablemente las cosas.

Posturas sobre “sentido común”

Existen ciertas controversias a la hora de definir este término. Por ejemplo, Reid explica que los principios de sentido común poseen la característica de ser universales, fijos y que los mismos no son sujetos a renovación.

Sin embargo, Popper contradice a Reid para afirmar que los contenidos incluidos en el sentido común sí son capaces de sujetarse a cambios o a cuestionamientos. Además, otros especialistas afirman que el mismo depende de cada contexto cultural en particular.

Naturaleza del sentido común

Si analizamos la dinámica metabólica que desarrolla el cerebro de los seres humanos, podemos observar que se produce una cascada de pulsos neuronales cuando ocurre que los sentidos internos desencadenan la dinámica del medio (aquellas sensaciones menos elaboradas y más simples).

De esta manera, sólo son capaces de llegar al cerebro aquellas acepciones que requieren de nuestra atención, ya sea por la educación previa de cada individuo, por si nuestras vidas corren peligro o por si algo que ocurre en nuestro medio nos resulta de vital importancia.

El sentido común, entonces, es capaz de regular y unificar la multiplicidad sensorial que poseen los sentidos externos y a su vez se encargará de enlazar a estos sentidos externos junto con los sentidos internos.

Funciones del sentido común

(Sentido común)

(Sentido común)

Existen algunas funciones que se le atribuyen tradicionalmente al sentido común.

Por ejemplo, podemos decir que tiene como principal función conocer las distintas cualidades que se captan por los sentidos externos y de esta manera poder ser capaces de establecer una comparación entre dichas características.

Para poder llegar a realizar estas comparaciones, se debe tener un conocimiento previo de las operaciones o los actos que surgen de los sentidos externos.

A su vez, posee la función de poder diferenciar los objetos reales de aquellas imágenes que sean producto de la fantasía. Sin embargo, no se considera al sentido común como un procedimiento de reflexión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>