Significado de Sentido

El término sentido tiene múltiples significados según el contexto en el cual sea utilizado. De manera amplia y general, el sentido es la capacidad de sentir o experimentar algo, sea un estímulo visual, auditivo, táctil, etc. o una emoción o sensación como amor, odio, tristeza, etc.

El sentido también puede implicar la orientación que tiene un objeto en movimiento a lo largo de una trayectoria (por ejemplo: “ese automóvil va en sentido contrario”) o también al modo de entender algo, la finalidad o el significado racional que puede tener una conducta (por ejemplo: “lo que estás haciendo no tiene ningún sentido”).

Otras acepciones

Otras expresiones relacionadas son las de sentido común, que refiere a los conocimientos y formas de pensar que casi todas las personas comparten sobre ciertas cosas y que no son sometidos a una comprobación o discusión.

El sentido peyorativo, que implica el uso del lenguaje con una connotación negativa o despectiva, y el sentido del humor, que implica la capacidad de una persona de encontrar cómicas o graciosas aquellas situaciones o eventos que puedan ocurrirle.

Los sentidos fisiológicos

(Los cinco sentidos)

(Los cinco sentidos)

El organismo humano está dotado de varios sentidos que permiten recibir e interpretar estímulos del exterior y del interior, permitiendo así la adaptación del organismo a su entorno.

Existen varios sentidos, cada uno de los cuales tienen sus propios órganos de percepción y permite obtener cierta información específica sobre el entorno:

  • El sentido de la vista se basa en los ojos, los cuales son capaces de capturar los rayos lumínicos y transformarlos en impulsos nerviosos que luego son enviados al cerebro, generando imágenes visuales.
  • El sentido del oído se basa en el sistema auditivo central, y permite transformar las ondas acústicas (vibraciones en las moléculas del aire) en señales eléctricas que son interpretadas como sonidos y ruidos.
  • El sentido del tacto, es aquel que se basa en los diferentes corpúsculos distribuidos a lo largo de toda la piel, y que permiten detectar ciertas propiedades del entorno o de los objetos, tales como el calor y el frío, la presión, la dureza, la aspereza, la rugosidad, etc.

Los sentidos químicos, que se basan en la detección de ciertas moléculas que son liberadas en el aire o que están en los alimentos. Podemos distinguir:

  • El sentido del gusto, que se localiza en la lengua y permite detectar los sabores dulces, amargos, ácidos, etc.
  • El sentido del olfato, que detecta a través de la nariz las partículas liberadas en el aire que luego son transformadas en olores.

Por último, el sentido del equilibrio (también llamado equilibriocepción), que está localizado en el oído interno y permite detectar la posición del propio cuerpo en el espacio con el fin de desplazarse sin caerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>