Significado de Silencio

Se denomina silencio (del latín silentium) al fenómeno producido por la ausencia de sonido. El silencio puede implicar la ausencia total de ondas sonoras en el ambiente o la ausencia de sonidos que puedan ser percibidos por el oído humano.

Otro significado del término implica la abstención de hablar o de hacer cualquier tipo de ruido que normalmente sea capaz de hacer una persona. Por ejemplo: “Ya te dije que hagas silencio o nos van a descubrir”.

También se denomina “silencio sepulcral” a la ausencia de sonidos generalmente asociada a los cementerios u otros lugares lúgubres asociados con la muerte.

También se utiliza la expresión “en silencio” para indicar que algo se está haciendo sin ninguna queja por parte de los que llevan a cabo la acción.

El silencio en la música

El silencio es también parte de la composición musical, acompañando a las notas (que representan los sonidos) y pudiendo variar su duración. Cada nota musical tiene su propio silencio, que varía en su duración, representado una pausa en la ejecución instrumental o vocal.

El silencio en la comunicación

El silencio es además un recurso para- verbal que se puede utilizar durante la comunicación para modificar el sentido de lo dicho. Durante una conversación, el hacer silencio puede agregar una carga dramática a lo dicho, puede expresar la intención de aquel que habla, como también puede ser parte normal de la puntuación de la frase.

Es así que podemos distinguir entre dos tipos de silencios:

  • El silencio objetivo es aquel que no tiene ninguna connotación específica y que solo una implica una pausa normal en la conversación.
  • El silencio subjetivo que se realiza para modificar o completar el sentido de lo dicho.

En ciertas comunicaciones (que pueden ser orales o escritas) el silencio, en tanto ausencia de respuesta, tiene un significado muy preciso.

(El silencio es la ausencia de sonido)

(El silencio es la ausencia de sonido)

Por ejemplo, si una persona determinada recibe una intimación de pago sobre un dinero que adeuda, y en esa intimación se le exige que responda en un cierto plazo de tiempo reconociendo la deuda, el no dar respuesta alguna es considerado como la aceptación del carácter de deudor.

Existen ciertas normas y códigos culturales que establecen ámbitos o situaciones específicos donde no se deben emitir sonidos o bien se debe conversar solamente en voz muy baja. Algunos ejemplos de estos ambientes son las bibliotecas, las iglesias y templos religiosos, los conventos, los hospitales, las ceremonias fúnebres, etc.

La ley del silencio

Se conoce como ley del silencio a una norma (ya que no es en realidad una ley) que se utilizaba en muchas prisiones como un método de tortura psicológica o disciplinamiento de los reclusos.

La ley del silencio consistía en prohibirles a los prisioneros hablar o emitir sonidos durante un período de tiempo prolongado, tanto de día como de noche, con el conocimiento de que quien rompiera la regla y hablara sería castigado con golpes o con el aislamiento total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>