Significado de Simbiosis

¿Qué es la “simbiosis”?

Se denomina simbiosis (del prefijo griego syn, que significa “con”, del término bios, que significa “vida”, y el sufijo –osis, que significa “impulso”) a un proceso estudiado por la biología que consiste en vínculos o interacciones asociativas llevadas a cabos por ejemplares de distintas especies.

Se denomina a los organismos involucrados en una relación simbiótica como “simbiontes”, los cuales obtienen un beneficio del vínculo con su anfitrión.

También se denomina de manera general como simbiosis a un proceso de organización y cooperación colectiva dentro del campo científico de la sociología, en el cual los individuos (o las culturas) priorizan la vida colectiva por sobre la individual, beneficiándose mutuamente.

La simbiosis biológica

La simbiosis se define de manera general como la vida en conjunto de dos organismos pertenecientes a especies diferentes, donde al menos uno de ellos obtiene efectos benéficos de su contraparte. Cuando ambos organismos obtienen beneficios de la relación simbiótica, se dice que se trata de un caso de mutualismo.

Las relaciones simbióticas pueden ser permanentes y durar a lo largo de toda la vida de un organismo simbionte, existir solo durante determinadas etapas del desarrollo o en determinadas circunstancias.

Además, los vínculos simbióticos pueden implicar diferentes grados de integración, desde situaciones donde los organismos viven uno junto al otro beneficiándose mutuamente, hasta la existencia de situaciones donde existe intercambio de material genético entre ambos organismos.

La simbiosis surge a través de la evolución biológica, ya que existen diversos organismos que están morfológica y fisiológicamente preparados para sobrevivir a costa de otro ser viviente (como por ejemplo los parásitos o los virus).

Tipos de simbiosis en Biología

Según la biología, la simbiosis puede clasificarse en dos grandes categorías, si se toma en cuenta la relación espacial que sostienen los organismos involucrados en la relación:

  • Ectosimbiosis: donde el organismo simbionte vive, o bien en el exterior del organismo anfitrión (adherido a su cuerpo, en sus cercanías, escondido entre su pelaje, etc.), o en el interior de la superficie del sistema digestivo o los conductos de las glándulas exocrinas.
  • Endosimbiosis: el organismo simbionte habita dentro o entre las células del organismo anfitrión.

Otro tipo de clasificación permite distinguir entre el mutualismo, donde las dos especies involucradas obtienen beneficios de la relación intercambiando servicios o recursos naturales (por ejemplo, una especie obtiene alimento mientras la otra especie obtiene protección):

  • El comensalismo, donde uno de los dos organismos obtiene beneficios mientras el otro no se ve afectado en ningún sentido.
  • El parasitismo, donde una especie se beneficia causándole un perjuicio a la otra especie (como suele ocurrir comúnmente en el caso de los parásitos).

Otra distinción permite distinguir entre:

  • La simbiosis de transmisión horizontal: el organismo simbionte es adquirido a partir del medio ambiente en cada nueva generación de organismo huésped.
  • La simbiosis de trasmisión vertical: el simbionte pasa del organismo anfitrión a su descendencia de forma directa (durante la gestación de las crías o durante el contacto entre el organismo anfitrión y sus crías ya nacidas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>