Significado de Subjetivo

¿Qué significa “subjetivo“?

Lo subjetivo es aquello vinculado a la subjetividad (del latín subiectivus). Lo subjetivo es aquello que pertenece o caracteriza al sujeto en oposición a lo externo y objetivo. Lo subjetivo también refiere a la forma de pensar o de sentir propia de un individuo.

Decir que algo es subjetivo (generalmente un comentario o una opinión) es también una forma de quitarle valor a lo que se dice, ya que en estos casos lo subjetivo implica falta de objetividad y por lo tanto se lo toma como algo arbitrario. 

Lo subjetivo y lo objetivo

Lo subjetivo es considerado como lo opuesto a lo objetivo, que es todo aquello relativo al objeto en sí mismo y que no depende de la apreciación o percepción individual. Se considera que lo objetivo es aquello que existe realmente, independientemente de que el sujeto tenga o no conocimiento de ello. Lo subjetivo, por el contrario, es dependiente de las emociones, percepciones y capacidades cognitivas de una persona, así como de sus valores y de sus interpretaciones.

Un conocimiento subjetivo es aquel que no puede ser considerado universalmente válido, ya que es relativo a la valoración y perspectiva de una persona concreta. Cada persona percibe e interpreta la realidad de manera diferente: esta diferencia se puede producir debido a las experiencias vividas (lo que esa persona ha visto a lo largo de su vida), a las características fisiológicas de los órganos de percepción (por ejemplo, una persona daltónica verá de manera diferente a una persona con visión normal) o a la cultura y la educación que se tengan.

La objetividad de una percepción se logra mediante varios recursos, entre los cuales puede destacarse las mediciones que se realizan con instrumentos: si se establece la unidad de medida, puede decirse que un objeto mide “X metros”, y cualquier persona que utilice esa unidad de medición llegará al mismo resultado.

La subjetividad en el lenguaje

En la lingüística se utilizan los conceptos de objetividad y subjetividad para referirse a la intencionalidad con la que se emite un mensaje determinado. Así se puede distinguir entre dos modalidades oracionales: los discursos objetivos son aquellos que tienen un significado denotativo, que es común a todos los hablantes y que permite una comunicación precisa y un entendimiento exacto (el discurso científico es una clara manifestación de un discurso objetivo);  por el contrario, los discursos subjetivos son aquellos que tienen un significado connotativo, y que responde a experiencias emocionales (positivas o negativas) y es sumamente dependiente del contexto en el que se emita el mensaje.

Hay ciertos rasgos que permiten reconocer a un mensaje como subjetivo. Entre ellos podemos mencionar las modalidades oracionales, donde se utilizan principalmente oraciones exclamativas, dubitativas, negativas, afirmativas o desiderativas; el léxico valorativo, donde son sumamente comunes los vocablos afectivos (“lindo”, “odio”), los verbos imperativos (“no debe ocurrir”) o de posibilidad (“puede que”) y las expresiones que revelan la posición ideológica del hablante (“en mi opinión”); los recursos expresivos, que implican la utilización de redundancias, de insultos, de hipérboles, de eufemismos, de metáforas y de expresiones retóricas; y los signos de puntuación, especialmente los puntos suspensivos, los paréntesis y las comillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>