Significado de Testimonio

¿Qué es “testimonio”?

El término testimonio tiene una multiplicidad de usos, pero en todos los casos hace referencia al acto en que una persona declara algo, de forma oral o escrita, frente a otra que está interesada en escucharlo para algún efecto. En particular, siempre que se habla de un testimonio se está haciendo referencia a un discurso acerca de algo que sucedió y del cual el orador fue protagonista o testigo.

(Testimoniar es declarar algo)

(Testimoniar es declarar algo)

Pese a que a veces se utiliza el término con otros fines, no es un testimonio cualquier palabra emitida, y no entran en esta categoría expresiones que, en realidad, son opiniones o conclusiones.

Los testimonios, en casi todos los casos, son brindados por testigos de acontecimientos: allí está precisamente la raíz de la palabra. Quien brinda un testimonio comunica su versión de cierto acontecimiento, en un contexto en el que puede estar implicado como acusado de algún ilícito, o puede simplemente haber presenciado algún hecho delictivo por azar. Cuando con el testimonio una persona admite ser responsable de lo que se la acusa, el testimonio pasa a ser una confesión.

El testimonio en los procesos jurídicos

El ámbito en el que más se emplea este término es, sin duda, el judicial. Bajo un estado de derecho, como el que impera en la mayoría de las repúblicas actuales, el sistema judicial cita a los testigos y a los imputados en una delito a brindar su testimonio de los hechos.

Muchas veces, la convocatoria a un juicio se realiza de forma oral y pública, con la intención de que cualquiera que haya presenciado directamente los hechos se acerque a aportar toda información que crea útil para el caso.

En muchas ocasiones, brindar testimonio es una tarea difícil para las personas, por lo que eligen dar su versión de los hechos por escrito. Un caso particular de los testimonios para la Justicia son los que brindan los peritos, aquellos sujetos preparados técnicamente para dar información precisa sobre cierta cuestión ligada a un hecho: por su preparación, su testimonio adquiere inmediatamente carácter de prueba, por lo que los peritajes deben ser realizados con sumo cuidado y detalle.

Ya sea por parte de los testigos o de los peritos, la incursión en  falso testimonio es un delito grave, que inicia una causa jurídica nueva y puede derivar en severas condenas.

La tortura y el testimonio forzado

Sin embargo, como bien se sabe los regímenes democráticos no siempre fueron la norma. Gran parte de la historia ha estado signada por gobiernos de corte totalitario. Un elemento al que apelaron varios de ellos es a la tortura.

Cuando un régimen de ese tipo busca saber algo, en general porque sospecha de conspiraciones en su contra, suele recurrir a métodos violentos para aterrorizar a la población, y en casos extremos se aplica la agresión física y psicológica para que, en esa situación límite, cuando alguien da testimonio, inculpe a otros en la conspiración, a fin de acabar con el tormento infligido.

El testimonio religioso

Otro ámbito en el que el testimonio aparece como un elemento protagonista es el de la religión católica. Allí, las personas confiesan los pecados que cometen ante un sacerdote que los escucha atentamente: el nombre de testimonio surge porque la Biblia afirma que quienes cometen pecados son testigos de esos pecados.

Los sacerdotes escuchan a los fieles y, tras corroborar el arrepentimiento,  les indican lo que deben hacer para obtener el perdón de Dios y así lograr salvar su alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>