Significado de Tiempo

¿Qué es el Tiempo?

Significado: El tiempo es uno de los conceptos más difíciles de explicar, de hecho, el Diccionario de la Real Academia Española le otorga 17 acepciones. La definición más objetiva es la que lo encara desde el punto de vista físico, esto es, el tiempo como magnitud física que permite ordenar en secuencia diversos sucesos. La unidad es el segundo.

Así, por ejemplo, la velocidad mide el espacio recorrido por un móvil en una unidad de tiempo (metros/segundo, kilómetro/hora), el consumo eléctrico se mide en kilowatts/hora, o la incidencia de una enfermedad se cuantifica como número de casos/año. A la vez, el tiempo nos permite cuantificar la duración o separación de los acontecimientos y situarnos respecto de ellos con una perspectiva de presente para el ahora, de pasado para lo que ya ocurrió, y de futuro para lo que vendrá.

(El Tiempo y su medición.)

(El Tiempo y su medición.)

Interpretar el Tiempo, el gran desafío

Grandes filósofos, pensadores y científicos han ahondado en el concepto del tiempo, Platón y Albert Einstein son algunos de ellos. Una de las ideas más interesantes es la que plantea el físico inglés Stephen Hawking, quien visualiza la idea de tiempo como el resultado de tres componentes o flechas: la flecha termodinámica, la flecha cosmológica y la flecha psicológica.

  1. La flecha termodinámica está basada en la segunda ley de la termodinámica, según la cual en cualquier sistema cerrado, el desorden o entropía aumenta con el tiempo.
  2. La flecha psicológica es la que nos ayuda a percibir el tiempo, y esta apunta hacia adelante. Los sucesos son grabados en el cerebro, aumentando las conexiones y el nivel de desorden de las neuronas.
  3. Por último, la flecha cosmológica es la que empleó Einstein para explicar el tiempo como causado por un universo en expansión.

El Tiempo en la vida cotidiana

Dejando de lado las explicaciones físicas más complejas y rescatando su valor en la cotidianeidad, podemos decir que el tiempo es, en última instancia, una convención que nos ayuda a organizar nuestra vida y a comprender y adaptarnos al mundo que nos rodea. Y también es una de las cosas más valoradas por el hombre moderno (no en vano se ha dicho “Time is Money”). El almanaque y el reloj nos guían en materia de tiempo; el hombre ha establecido puntos de referencia respecto del tiempo y en ellos se basa para ordenar sus movimientos en relación con el trabajo, con el estudio, con su actividad de esparcimiento, etc. Como ciencia que determina el orden y las fechas de los sucesos históricos, la cronología ha sido crucial en la reconstrucción histórica de la humanidad.

En lo que respecta a cómo medir el tiempo, antiguamente esto se basaba en registrar los movimientos de los astros, sobre todo el movimiento aparente del Sol. Con el desarrollo de la astronomía como ciencia, fueron diseñándose diferentes instrumentos para tal fin, entre ellos clepsidras o relojes de agua, relojes de arena, y más modernamente relojes mecánicos y cronómetros. Hoy en día se emplean mucho los relojes digitales, que emplean pilas de cuarzo en lugar de mecanismos mecánicos.

A menudo se hace la diferenciación entre tiempo cronológico y tiempo psicológico.

  • El primero se mide con procedimientos convencionales (relojes, almanaques) y no es más que la referencia que necesitamos para orientar nuestros actos habituales.
  • El tiempo psicológico, en cambio, está en relación con nuestra vivencia interna del tiempo, con nuestra subjetividad, que no necesariamente guardará relación con la cronológica. De hecho el reloj siempre tarda 60 minutos por cada hora que marca aun cuando a nosotros nos parezcan eternas (por lo triste, lo aburrida, lo desesperante, etc.), y “se nos pasará volando” una buena película, una linda fiesta, incluso un día de trabajo intenso.

Estado del Tiempo: En lo cotidiano usamos mucho la palabra “tiempo” para referirnos a las condiciones atmosféricas o meteorológicas a corto y mediano plazo, y solemos estar atentos al pronóstico del tiempo antes de salir de casa, para evitar volver empapados porque nos ha sorprendido una lluvia a la salida del trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>