Significado de Unicornio

¿Qué es “unicornio”?

La palabra unicornio hace referencia a una criatura sobrenatural, presente en una serie de relatos mitológicos, que tiene la fisionomía de un caballo blanco, pero con la característica muy particular de tener un cuerno en su frente.

Si bien en su origen las diferencias con el caballo eran mayores y dotaban al unicornio de algunas características muy particulares (como la barba de chivo o las patas de antílope), la trascendencia de los relatos mitológicos fue disminuyendo con el tiempo y en las representaciones modernas se diferencia únicamente por la presencia del cuerno.

(Unicornio. Ilustración)

(Unicornio. Ilustración)

La historia de los unicornios

Es interesante preguntarse por qué una criatura que no tiene ninguna correspondencia en el mundo real se ha vuelto conocida, y una gran cantidad de personas alrededor del mundo saben de qué se habla cuando se menciona al unicornio.

La respuesta está en la mitología griega, cuyas historias trascendieron su época y quedaron grabadas hasta la actualidad por la fuerza de sus mensajes. Zeus, el famoso dios, de niño fue amamantado por una cabra que, según afirman, tenía un solo cuerno en la frente, que, en determinado momento Zeus quebró y de allí salió una gran cantidad de alimento.

Sin embargo, otros afirman que su origen está situado en la India, en África o en el Tíbet, pues en los relatos de comunidades de estas regiones también aparecían animales parecidos a los reales, pero con el cuerno único en la frente y algunas otras características especiales. Las capacidades que se le atribuían al unicornio, que maravillaba por su elegancia y belleza, fueron cambiando a lo largo del tiempo: algunos los creían seres inmortales, pero otros simplemente decían que eran imposibles de atrapar.

La razón de ello estaba en su cuerno, al que se asociaba con poderes mágicos y curativos, motivo por el cual el trozo fue buscado por muchos caballeros durante la edad media. Se afirmaba, además, que la única debilidad del unicornio eran las doncellas puras, vírgenes y limpias, con las cuales se buscaba capturarlos.

Más allá de lo fantasioso del relato de los unicornios, sin duda resulta llamativo el hecho de que haya formado parte de distintos relatos mitológicos. Esto llevó a muchos científicos a investigar sobre la posible existencia de los unicornios en otras épocas, o al menos de criaturas parecidas, que llevaran a los hombres de esas épocas a creer en la existencia real de los unicornios.

Algunos han sugerido que el unicornio está basado en la imagen de un animal extinto, el ‘Elamotherium’, que solía vivir en las estepas de Eurasia. Si bien este animal no se parecía en absoluto al caballo, sí tenía un cuerno que salía de su frente. Los relatos de Marco Polo afirman haber visto en el siglo XIII a un unicornio, pero según la descripción que se hace, en realidad estaba viendo un rinoceronte: esta confusión se produjo en muchos casos, por la particular presencia del cuerno único.

Enamorados y afortunados

Se creía que el encontrar el cuerno del unicornio proveía una vida larga y llena de prosperidad, por lo que también es un símbolo de la utopía y de la búsqueda permanente. El mito era sostenido, además, por el hecho de que no poder ver al unicornio era una prueba de ciertas falencias: el animal se dejaba ver solamente por los puros de corazón. Las características maravillosas del unicornio hicieron que también tenga un significado particular asociado al amor y a la pureza.

Las leyendas que expresaban que la debilidad de los unicornios eran las mujeres hermosas se justificaban en la vocación que tenían por la belleza, que los hacía dejarse llevar y cambiar su libertad por el cariño y los cuidados de una dama hermosa. Es por ello que muchas veces, los unicornios eran representados junto a bellas doncellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>