Significado de Vigor

El término vigor (del latín vigere, que significa “estar en plena vida”, y el sufijo –or, que significa “resultado”) puede hacer referencia a la fuerza de una persona o una cosa, o también a la actividad impetuosa con que se hace algo.

Una persona que actúa con vigor es aquella que actúa con mucha energía o de manera intensa. Por ejemplo: “Es un animal muy vigoroso ya que nadie consigue domarlo”, o también “El luchó con vigor hasta el último momento de la pelea”.

El vigor en las costumbres

El término vigor también puede hacer referencia al tiempo durante el que está vigente una costumbre, una norma o un estilo, y a la fuerza de obligar a hacer algo mediante leyes y ordenanzas.

En muchos países, las leyes promulgadas por el poder legislativo entrar en vigor una vez que son publicadas en el Boletín Oficial del Gobierno. Algunos ejemplos pueden ser “Esta promoción ya no está en vigor debido a que expiró el plazo hace una semana”, o bien “La ley entrará en vigor a partir del día del día de mañana”.

Otras acepciones de “vigor”

(Una persona vigorosa actúa con energía)

(Una persona vigorosa actúa con energía)

Otro significado que se da al término vigor es la entonación o expresión enérgica que se utiliza en las obras artísticas (especialmente en la literatura) para indicar que un personaje quiere expresar algo con énfasis y exaltación.

Otro significado menos usual hace referencia a la eficacia, sutiliza o viveza con que una persona habilidosa puede realizar una actividad.

El vigor sexual

Dentro de la sexología, la noción de vigor se utiliza usualmente como un sinónimo de la potencia sexual de una persona (generalmente en referencia a los hombres) de mantener relaciones sexuales de larga duración o con mucha frecuencia.

La falta de vigor sexual es considerada como un problema del desempeño sexual de la persona y, en casos más graves, de su salud sexual.

Entre los muchos factores que pueden alterar y perjudicar el desempeño y la energía sexual, podemos mencionar:

  • El estrés
  • El tabaquismo
  • El sedentarismo excesivo
  • Una mala nutrición
  • Problemas o incluso traumas psicológicos
  • Adicción a diversas drogas
  • La ingesta de determinados medicamentos
  • Enfermedades o patologías fisiológicas
  • Factores normales como la edad
  • La falta de confianza pueden provocar una pérdida del deseo y la capacidad sexual

Con vistas a la resolución de estos problemas, en la actualidad existen diversas terapias, remedios naturales y fármacos que permiten combatir la pérdida del vigor sexual en los hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>