Significado de VIH

El término VIH hace referencia al Virus de Inmunodeficiencia Humana, que es el virus de transmisión sexual causante de la enfermedad conocida como SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), que es la fase más avanzada de la infección por VIH.

El virus de inmunodeficiencia humana ataca y destruye los linfocitos CD4 del sistema inmunitario de los seres humanos, reduciendo la capacidad del organismo de luchar contra las infecciones bacterianas o virales.

Si la infección del VIH no recibe tratamiento, se llega a la destrucción del sistema inmunitario y se adquiere el SIDA. A las personas infectadas por el virus pero que no han desarrollado el SIDA se las denomina seropositivas, ya que presentan anticuerpos en su sangre solo en una cantidad disminuida.

El virus fue descubierto en el año 1983 por el científico francés Luc Montagnier y hasta la fecha no se ha encontrado una cura definitiva para la infección.

Propagación del VIH

El virus se propaga desde una persona infectada hacia otra que no lo está mediante el intercambio de ciertos fluidos corporales, que incluyen:

  • Sangre
  • Semen
  • Líquido preseminal
  • Secreciones vaginales
  • Secreciones rectales
  • Leche materna

Entre los principales motivos de propagación del virus encontramos el uso compartido de inyecciones de drogas por parte de personas infectadas y la práctica de relaciones sexuales sin utilizar preservativos.

Además, el virus puede trasmitirse desde una mujer embarazada infectada hacia su hijo durante el embarazo, durante el parto o durante la lactancia.

No obstante, el virus no puede transmitirse a través del contacto que no implique un intercambio de fluidos, tales como abrazos, besos en la mejilla, un apretón de manos, el uso de objetos que haya usado una persona infectada (platos, vasos).

Síntomas del VIH

Tiempo después de producida de la infección del virus, las personas infectadas suelen experimentar síntomas similares a los de la gripe, tales como dolores de cabeza, fiebre, erupciones cutáneas, etc.

Una vez pasada esta etapa inicial, el virus se multiplica dentro del organismo en concentraciones muy bajas, y con el paso de los años puede llevar a nuevos síntomas más graves como diarrea crónica, adelgazamiento acelerado e infecciones oportunistas.

Tratamientos del VIH

(Medicamentos antirretrovirales)

(Medicamentos antirretrovirales)

Con el fin de detener el avance del virus, es importante realizar un diagnóstico médico, lo cual se determina mediante análisis de sangre que indican el recuento de linfocitos CD4 en la sangre: si el nivel de los linfocitos es inferior a 200 por cada centímetro cúbico (en una persona sana deben estar entre 500 y 1200), se diagnostica la enfermedad y se procede a su tratamiento.

El tratamiento de la infección del VIH se realiza mediante el uso de medicamentos antirretrovirales (TAR), que evitan que el virus siga reproduciéndose y por lo tanto permite disminuir su concentración en el cuerpo del paciente.

No obstante, hasta la fecha no existe un medicamento que sea capaz de curar de manera directa la infección, si bien estos medicamentos le permiten a las personas seropositivas tener una vida más larga y a disminuir el riesgo de transmitir el VIH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>