Significado de Anarquía

¿Qué es “Anarquía“?

Significado: La anarquía (del griego anarchía, palabra compuesta por an, que significa “no” o “sin”, y archós, que significa “dirigente” o “soberano”) es un término que tiene dos grandes significados. Por un lado, la anarquía designa a una situación caracterizada por la falta de orden social, la confusión y la ausencia de una autoridad vigente en la zona o territorio donde se dé la anarquía.

Además de esta concepción negativa de la anarquía, existe otro significado del término que designa a una situación de orden social y política caracterizada por la ausencia de un Estado y del monopolio de la fuerza correspondiente.

(Anarquía o Gobierno.)

(Anarquía o Gobierno.)

La Anarquía como ausencia de orden

En la concepción negativa del término, la anarquía puede implicar una situación de caos y desorden debido a la ausencia de una autoridad o a la existencia de una autoridad débil que no logra hacerse obedecer, en ambientes tales como una clase escolar, una casa familiar, una oficina, un grupo de trabajo, etc.

En un plano más politológico, la anarquía como desorden se da tras el colapso del régimen político o de la autoridad que gobierna un territorio, por lo cual suelen desatarse conflictos armados e incluso guerras civiles. También se produce en los casos donde el Estado nunca llega a consolidarse (conocidos como Estados fallidos) y cuando se producen conflictos internos en el Estado por lo cual nadie consigue hacerse con el poder (situación conocida como acefalía de gobierno). En situaciones como éstas, las leyes se vuelve inoperantes ya que no hay Estado que pueda respaldarlas ni hacerlas cumplir.

La Anarquía como forma de orden social

En un sentido diferente, la anarquía consiste en la forma de organización social y política propuesta por una doctrina de filosofía política conocida como anarquismo. El anarquismo promueve la desintegración del Estado, ya que lo consideran como un elemento de dominación de unas clases sociales sobre el resto de la población. En su lugar, consideran que deben formarse instituciones y formas de organización basadas en el libre consentimiento y acuerdo de los ciudadanos. Además, rechazan el uso de una institución que monopolice la violencia física para sostener el imperio de la ley y el orden político, como por ejemplo las fuerzas policiales.

Los objetivos centrales que persiguen los anarquistas son la desaparición de las jerarquías sociales (tanto económicas como políticas), así como la destrucción de los mecanismos de control social que atraviesan las sociedades y que permiten a ciertos grupos sociales ejercer su dominación sobre otros. Los anarquistas consideran que debe ser el consenso democrático la forma de tomar decisiones en una sociedad, ya que la autoridad bajo cualquiera de sus formas es injusta e improductiva.

El anarquismo defiende por otro lado la libertad individual, si bien rechaza la existencia de la propiedad privada, por lo cual se ubica en una posición opuesta no solo a las doctrinas socialistas (que priorizan la intervención del Estado sobre la sociedad) sino también opuesta a la existencia de sociedades capitalistas.

Los  principales símbolos del movimiento anarquista son la bandera negra (que representa la pureza del ideal del movimiento, ya que el negro no puede mancharse) y una letra A mayúscula rodeada de un círculo, como representación de unidad y equilibrio entre los hombres.

Entre los principales pensadores de esta corriente filosófica cabe destacar al ruso Mijaíl Bakunin, quien no solo desarrolló muchos de los principios teóricos de la doctrina anarquista, sino que trabajó incansablemente para difundir el pensamiento anarquista en Europa (desde donde luego se expandió  a América).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *